Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Memoria en sombra

Estos días pasados se cumplieron 75 años del estallido de nuestra Guerra Civil. Las imágenes y palabras que han dominado en los medios de comunicación son dolorosas para todos, especialmente los que pertenecemos a familias republicanas represaliadas. En algunos episodios se ha elevado a categoría de patriotismo esa única visión bélica, que parece que es lo que más interesa destacar, como apuntaba Muñoz Molina en un reciente artículo.

Pero existe un olvidado colectivo importante de ciudadanos que se enfrentan a la lucha antifascista con gran valentía y con otras armas: tareas civiles auxiliares, estableciendo fondos de ayuda internacional, creando colonias infantiles, recabando información sobre desaparecidos. Ellos apoyaron a la República desde posturas pacifistas, que salvaran al menos "las contradicciones con los principios de resistencia a la guerra". Me refiero a los resistentes republicanos españoles incorporados a la "resistencia internacional contra la guerra", cuyo nombre es Liga Hispánica. Barcelona y Madrid son los dos principales núcleos. Su presidenta fue una gran mujer anarquista, la doctora Amparo Poch y Gascón. De nuevo reivindico el papel tan fundamental que tuvieron las mujeres, en todos los aspectos de la República.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 2011