Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los 300 'sin techo' del seísmo de Lorca

Los afectados más pobres del temblor, aún en carpas - "No sabemos cuándo acabará la pesadilla", afirma el alcalde

Lorca no levanta cabeza. Más de 300 víctimas del terremoto -el 0,5% de la población- continúan en la calle dos meses y medio después. Se trata del eslabón más débil de la cadena, de los damnificados que carecen de familiares, de una segunda vivienda o de unos euros para pagar un hostal. "No sabemos cuándo acabará su pesadilla", admite el alcalde, Francisco Jodar (PP).

El grueso de los sin techo (270) reside a las afueras de la ciudad, en el complejo deportivo La Torrecilla, un enjambre de tiendas de campaña instalado por la Unidad Militar de Emergencias (UME) y gestionado por Cruz Roja y Protección Civil. El segundo grupo, integrado principalmente por inmigrantes e indigentes, permanece en las carpas municipales de San Fernando. Sobrevive gracias a las ayudas de las ONG, la generosidad de los vecinos y el altruismo de algunos bares de la localidad, que les llevan un plato caliente al día. Como mínimo.

Rehabilitar 75 edificios históricos costará 51 millones y cinco años

Dos meses y medio después, la ciudad se enfrenta a la crudeza de las cifras. La reconstrucción costará 1.000 millones y durará tres años. La ciudad tiene un presupuesto anual de 86 millones y una deuda de 105. Los números no cuadran. El primer edil confía en que la reciente recapitalización de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), cuya obra social se comprometió a destinar 2,5 millones a remozar el convento de los franciscanos de la Virgen de las Huertas de Lorca, no se esfume. El alcalde califica la situación de "muy grave" y reclama un plan de ayudas nacional para combatir la catástrofe, que causó nueve muertos y 300 heridos. "Solos no podemos", admite con tono grave Francisco Jodar.

La ciudad camina despacio hacia su reconstrucción. Se han demolido 700 viviendas y 3.500 permanecen cerradas. Sus propietarios esperan ahora a las aseguradoras. El dinero llega lento y los interesados denuncian al consorcio por tasar "muy por debajo" del valor real, según la asociación mayoritaria Lorca 11 de Mayo. Más de 200 peritos del Consorcio, el organismo del Ministerio de Economía que complementa a las aseguradoras en casos de catástrofes naturales, han tramitado 12.000 siniestros. Se han desembolsado 65 millones de euros.

Ayer comenzó a esbozarse la reconstrucción del patrimonio. La rehabilitación de los 75 edificios seleccionados costará 51 millones y durará cinco años. El Plan Director, la hoja de ruta para sufragar las reparaciones, correrá a cargo del Gobierno central (17 millones), el Ejecutivo regional (17), la Iglesia y empresas, según indicó ayer la subsecretaria del Ministerio de Cultura, Mercedes del Palacio. El seísmo dañó gravemente edificios como la iglesia barroca de San Francisco (s. XVI) y la ermita de Cristo Rey, en el barrio de La Viña, que concentra el 80% de la devastación. Los 500 yacimientos arqueológicos, en cambio, resistieron los dos terremotos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 2011