Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:J. J. RODRÍGUEZ SENDÍN | Presidente de los colegios de médicos | LA SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA DE SALUD. 2

"Si siguen apretando el cinturón nos ahogaremos"

Juan José Rodríguez Sendín (Vitigudino, Salamanca, 1955), presidente de la Organización Médica Colegial, es crítico con la situación de la sanidad pública. Pero, a pesar de ese diagnóstico y de la necesidad de reformas urgentes, afirma que es sostenible. Y el papel de los médicos en la gestión y el ahorro es vital.

Pregunta. ¿Es sostenible el sistema o el agujero lo ha dejado en una situación de emergencia?

Respuesta. Los políticos han dejado a la sanidad en un estado de duda permanente; eso nos ha puesto en situación de emergencia. Pero es absolutamente sostenible, porque gastamos menos que otros países de nuestro entorno en función de nuestro PIB y tenemos una mejor oferta. Pero tiene un problema de financiación. Nos hemos movido muchos años con una financiación engañosa, se ha gastado más de lo presupuestado y eso es de bobos. Necesitamos una financiación real.

"Los recortes en sanidad nos abocan a una pérdida de calidad"

P. ¿Qué soluciones ve?

R. Hacer cambios estructurales, pero sobre todo dotar el sistema de financiación suficiente. Hay que ver si se hace subiendo un punto de PIB o con el injusto repago. Y, por supuesto, esa financiación debe ser finalista para sanidad. Las Administraciones nos están engañando, porque no sabemos dónde va realmente el dinero que se les da para salud.

P. ¿Cuál es el papel de los profesionales?

R. El modelo profesional y retributivo actual está agotado. Hay que proceder a la tercera descentralización, a la gestión clínica: dar a cada equipo o servicio los recursos para que los gestionen. Y luego medir cómo han funcionado, pero no en función del ahorro, sino del resultado. Y que los profesionales reciban una parte de sueldo fija y otra variable por resultados y buena gestión. Además, el médico debe introducir el criterio económico en sus decisiones sobre fármacos, aparatología y decisiones clínicas. Se gasta mucho en pruebas innecesarias.

P. ¿Qué opina sobre los recortes en algunas autonomías?

R. Los recortes nos abocan a una pérdida de calidad y no solucionan el problema. Son un engaño. Si siguen apretando el cinturón llegaremos a ahogarnos. Porque además lo están haciendo sin criterio: personal, camas, bajas...

P. ¿Y los recortes en farmacia son también inconvenientes?

R. No, eso sí es eficaz. Y necesario. También es fundamental la libertad de prescripción. El médico debe ser libre de recetar el mejor principio activo de todos los que ofrece el mercado y que esa libertad afecte al principio activo, no a la marca o color de las cajas.

P. ¿Qué le parece el catálogo de fármacos gallego?

R. Me parece bien. Y no es cierto, como dicen algunos, que se esté privando a los ciudadanos de esa comunidad de algunos medicamentos. Todas las moléculas están disponibles. Y los que digan que la bioequivalencia no es igual tendrán que demostrarlo. El problema es que hay en juego muchas diferencias económicas.

P. ¿Y la medida andaluza de sacar a concurso los principios activos más usados?

R. Sería mejor si el paciente tuviera garantías de que cuando le den un principio activo se lo respetan una temporada y no se lo cambian si sube unos céntimos.

P. ¿Se puede reducir el consumo de fármacos de España?

R. Sí, educando a la sociedad y recetando menos. La consulta del médico no puede ser una sala de producción, pero para eso hay que cambiar el modelo profesional para dar más tiempo al paciente en lugar de recetarle más medicamentos. Porque cuando el profesional no tiene mejor respuesta y tiene poco tiempo, aunque no se deba hacer, existe el riesgo de que se recete un fármaco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 2011