Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE está decidido a expulsar al senador Curbelo

El parlamentario fue detenido por enfrentarse a la policía.-Blanco dice que "de confirmarse lo que parece" el partido no le incluirá en las próximas listas electorales

La dirección del Grupo Socialista, horrorizada por la versión policial de los hechos, está decidida a expulsar al senador Casimiro Curbelo, acusado de protagonizar un incidente con la policía en una sauna de Madrid.

Curbelo habló el viernes con Carmela Silva, portavoz socialista en el Senado, y le explicó su versión, contraria a la aportada por la policía en su atestado. Por eso, según fuentes socialistas, se trata primero de determinar la veracidad de la denuncia de la policía. Como no parece haber dudas sobre su veracidad, la dirección del grupo le pediría la renuncia voluntaria al escaño y, si no lo hiciera, la expulsión del Grupo Socialista para que pase al Mixto. Fuentes de la dirección del PSOE dan por hecha la expulsión del senador, anticipada por opiniones de destacados dirigentes del partido, como Elena Valenciano que pidió ayer en Twitter la dimisión.

El presidente del Cabildo de Gomera insultó y quiso agredir a agentes

José Blanco, en declaraciones este domingo a la SER, ha asegurado que "de confirmarse lo que parece" en el atestado, el senador debe de dejar el escaño, y si se niega el partido podría no incluirlo en las listas electorales. Preguntado por si el grupo socialista le va a pedir que presente su dimisión, Blanco ha señalado que le trasladarán "claramente" y cuando tengan "toda la información, la opinión del partido".

El senador y presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo Curbelo, de 60 años, y su hijo Casimiro Adays Curbelo Montañés, de 26, lanzaron graves insultos e improperios contra los tres policías de la comisaría del distrito de Tetuán (Madrid) que les detuvieron por atentado contra agente de la autoridad, antes y durante la detención de ambos. Así se desprende de las diligencias instruidas contra ambos en el centro policial, donde consta que los dos arrestados propinaron un puñetazo y un manotazo a dos agentes y a otro le rompieron el polo.

"Esto es un abuso. Os voy a denunciar por detención ilegal. Sois unos terroristas, unos borrachos, unos hijos de puta y unos sinvergüenzas. Soy senador y voy a ir uno por uno a por vosotros. Voy a acabar con vuestras carreras", gritó Curbelo en medio del complejo de bares de ocio de Azca.

Los hechos ocurrieron a las 04.30 del pasado jueves cuando Curbelo estaba junto con su hijo y un amigo de ambos en la sauna Gola, un local situado muy cerca del estadio Santiago Bernabéu. El encargado del local ya notó desde el primer momento que estaban ebrios, en especial el hijo, y que no paraban de meterse con las mujeres que estaban en la barra.

Siempre según el atestado, hubo intentos de agresión a los policías, amenazas e insultos. Todo ello con frases como: "Yo me meo en las putas"; "Tú eres un pringao y estás hablando con un senador"; "Sois unos putos fachas pagados por los putos fachas del PP"; "Tu cara no la voy a olvidar en la vida, ni tú la mía, ni tu familia de Ceuta, que tú eres moro"; "Todos estos hijos de puta se van a enterar. Vuestro sueldo lo paga el puticlub. Eso es una trama urdida por el PP"; "Os deseo que todos los policías que estáis os muráis todos de cáncer y veré con mis ojos cómo se mueren vuestros putos hijos, fachas de mierda, hijos de la gran puta, borrachos, terroristas de mierda, maricones, cobardes, abusadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de julio de 2011