Una sentencia garantiza la supervivencia del teatro Albéniz

El TSJM obliga a la Comunidad a incoar expediente de interés cultural

El teatro Albéniz, de momento, no puede ser demolido. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha instado al Gobierno regional a incoar expediente de interés cultural para el recinto situado en la calle de la Paz de la capital, en contra del criterio del exconsejero de Cultura Santiago Fisas y del que fuera director de Patrimonio de la Comunidad, Javier Hernández, que en mayo de 2007 rechazaron declarar el inmueble Bien de Interés Cultural (BIC).

"La sentencia es una noticia espléndida porque protege al teatro del derribo y reconoce su valor cultural en la memoria de la ciudad y el movimiento humano que se constituyó en su defensa", señaló la portavoz de la Plataforma de Ayuda al Teatro Albéniz, Eva Aladro. El fallo responde al recurso contencioso-administrativo que la plataforma interpuso en diciembre de 2007 y que solicitaba la declaración BIC del inmueble por su riqueza teatral en lugar de por su, ya descartada, singularidad arquitectónica.

Saramago, Vargas Llosa y Almodóvar firmaron contra el cierre del teatro
Aladro dice que "de no ser por la crisis el Albéniz ya habría sido demolido"
Más información
El 15-M no logra un consenso sobre la 'okupación' del Albéniz
La ocupación cerca el Albéniz, pero respeta el teatro

La Comunidad de Madrid alquiló el espacio escénico, fundado en 1945, en 1985, pero nunca llegó a adquirirlo. Aunque el teatro entró en el Catálogo de Bienes Protegidos en 1997, los propietarios del edificio recurrieron la decisión ante el Tribunal Superior de Justicia alegando que el inmueble carecía de "relevancia arquitectónica".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En 2003, la justicia dio la razón a los propietarios y descatalogó el teatro, aunque el Gobierno regional presidido por el ahora alcalde Alberto Ruiz-Gallardón interpuso un recurso de casación; la Comunidad, ya con Esperanza Aguirre al frente, acabó desistiendo. La sentencia, que se hizo firme en 2005, permitía transformar el Albéniz en viviendas, hotel, centro comercial, oficinas o usos recreativos. Un año más tarde, la inmobiliaria Monteverde -desde diciembre en concurso de acreedores- adquirió el teatro.

El edificio celebró su última función el 21 de diciembre de 2008 con la representación de La vida es sueño, de Calderón de la Barca, a pesar de los esfuerzos del mundo cultural por garantizar la continuidad del teatro. La plataforma de defensa se manifestó a las puertas del espacio y recogió 5.000 firmas en contra de su cierre, entre ellas las de los premios Nobel José Saramago y Mario Vargas Llosa, y las de cineastas como Pedro Almodóvar y Fernando Trueba. Pero 15 días más tarde sus puertas ya estaban tapiadas.

Desde entonces los rumores se esparcieron. Se habló de viviendas de lujo, de un hotel y hasta de un aparcamiento. En abril, la Consejería de Urbanismo afirmó que había pactado con el grupo Monteverde tirar el edificio pero mantener su uso y la empresa de espectáculos Smedia anunció que en mayo reabriría el teatro para las representaciones del musical Bollywood, Love never dies. Dos meses más tarde la propiedad daba marcha atrás. El inmueble estaba en venta, al parecer por 10 millones de euros, y los dueños estudiaban varias ofertas. Finalmente, nada de esto se cumplió y el Albéniz continuó cerrado.

"La crisis nos ayudó en un momento clave", afirma Aladro. "De no ser por la situación económica el teatro ya habría sido demolido". La portavoz destaca la importancia del nuevo dictamen para el inmueble, aunque reconoce que para un teatro "lo importante es abrir sus puertas al público".

Ahora, la plataforma espera la declaración BIC del edificio, un dictamen que ven posible pero para el que todávía habrá que esperar más de un año, ya que el plazo establecido para tramitar la declaración es de 20 meses a partir de la incoación del expediente. "Estamos muy contentos porque a partir de ahora el edificio salva el peligro más inminente, que era el de demolición".

Aladro se mostró confiada en la reapertura del teatro en cuanto mejore la situación económica porque el Albéniz es una "joya en el centro de Madrid".

Fachada del Albéniz cuando iba a ser demolido en 2009.
Fachada del Albéniz cuando iba a ser demolido en 2009.ÁLVARO GARCÍA

Escenas del teatro

- El teatro Albéniz se inaugura en 1945.

- En 1985, la Comunidad de Madrid alquila el edificio a manos privadas.

- El espacio escénico entra en el Catálogo de Bienes Protegidos en 1997.

- En 2003, el TSJM descataloga el Albéniz y el edificio pierde la protección.

- El que fuera consejero de Cultura rechaza declararlo BIC en 2007.

- Representa su última función a finales de 2008.

- 2011. El TSJM insta a la Comunidad a abrir expediente de interés cultural.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS