Análisis:
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

"Espérennos"

Lulzsec es un grupo de hackers cuya notoriedad estos últimos meses se ha disparado. Son los asaltantes a varios sitios de Sony, a la Fox, a la televisión pública de EE UU, etcétera. A diferencia de Anonymous, estos chicos dicen que están en eso para reír un poco, aunque su sentido del humor seguramente no lo comparten, por ejemplo, en Sony Corporation. Pues bien, la última gesta de Lulzsec, este fin de semana, ha sido pasearse por una cincuentena de sitios porno y coleccionar los correos electrónicos y las contraseñas de los clientes. En su web han publicado una escogida selección de los mismos.

Se trata de los datos de internautas que usaron para acreditarse en estos lugares su correo profesional: la de funcionario del Gobierno de Estados Unidos. Lulzsec ha publicado direcciones de internautas de la Casa Blanca (whitehouse.gov), del Ejército (us.army.mil) y de un piloto de aviones militares. Una de las contraseñas de un correo electrónico de la Casa Blanca era "karlmarx".

Más información
Anonymous ataca la web de la policía tras las detenciones
Anonymous ataca la web de la policía tras las detenciones de tres miembros
El Senado de EE UU confirma que su sistema ha sido atacado por piratas informáticos
La web de la CIA, sin servicio tras un supuesto ciberataque

Este botín, entre otras cosas, demuestra la temeridad de estos funcionarios. O no se creen que Internet es vulnerable o piensan que a ellos nunca les sucederá lo que a tantos otros. Su captura digital. Y, no obstante, no son inmunes.

Ayer, el sitio oficial de la Policía Nacional fue objeto de un ataque por parte de gente de Anonymous. Estaba anunciado. El mismo grupo había avisado con un mensaje, "espérennos", y estaba dentro de la lógica de su réplica: había que desmentir por la vía de los hechos el triunfal aviso de que había caído la "cúpula" española. En Twitter, que no es precisamente un canal escondido, en la tarde del sábado había llamamientos a mirarse el manual de denegación de servicio, "cargar el cañón del LOIC" y sumarse al ataque #oppolicia. Dicho y hecho. La propia policía dijo que esperaba algún tipo de respuesta y, a pesar de ser conscientes de ello, su propio sitio ha sido víctima del ataque. Este asalto, además de tumbar unas horas la web policial, lo que hace es empequeñecer la grandilocuencia del comunicado con que se anunció la detención de tres miembros de Anonymous. Gente cercana a Anonymous incluso se sorprendió de que los detenidos, como dijo la policía, hubieran utilizado servidores españoles para atacar objetivos del territorio. O era otra cosa o demostraría imprudencia por su parte. Algo poco propio de una supuesta cúpula que, además, no existe como tal en un colectivo sin jerarquías. Lo vuelve a explicar hoy un texto de un Anonymous, que parecen estar prodigando la literatura programática estos días: "Somos el caos, pero entended lo que significa. Caos no significa en este caso peligro o falta de reglas. Caos significa que cuando algo está mal hay que cambiarlo".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS