La suerte judicial de Lagarde se decidirá el próximo 8 de julio

El futuro judicial de la actual ministra francesa de Economía y candidata con más posibilidades de convertirse en la futura directora gerente del FMI, Christine Lagarde, queda en suspenso hasta el 8 de julio. El Tribunal de Justicia de Francia -institución que juzga a los aforados franceses- informó ayer de que aplaza hasta el próximo 8 de julio la decisión de si Lagarde debe ser juzgada por "abuso de autoridad", como sostiene el fiscal del Tribunal de Casación, por un complicado caso en el que está relacionado el polémico empresario francés y exministro Bernard Tapie.

Así, si Lagarde es elegida, presumiblemente, el 30 de junio, al frente del FMI, lo será sin que se sepa si deberá afrontar un juicio. A Lagarde se le acusa de haber ordenado en 2007 resolver por medio de un arbitraje compuesto por tres personas presuntamente independientes -y no por vía judicial- la petición de indemnización de Tapie hacia el Crédit Lyonnais (en su tiempo público) por vender una participación de la empresa Adidas.

Este tribunal de arbitraje dictaminó que Tapie debía ingresar 285 millones de euros. A juicio de un grupo de senadores socialistas, que interpusieron la correspondiente denuncia, Lagarde, a la hora de elegir este procedimiento, actuó a favor de Tapie y no de los intereses del Estado.

Lagarde, que en los últimos días ha buscado el voto de los países emergentes, competirá por dirigir el FMI con el gobernador del Banco Central de México, Agustín Carstens, que ayer estaba en India recogiendo apoyos. Anoche se cerraba el plazo para presentar otras candidaturas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS