Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales y autonómicas

El PSM se descalabra

Los socialistas cosechan el peor resultado de su historia - El PP mantiene la mayoría absoluta, aunque se resiente - UPyD irrumpe en las instituciones - IU crece

El PP mantiene su poder en la Comunidad de Madrid. Esperanza Aguirre obtuvo ayer, de forma holgada, su tercera mayoría absoluta consecutiva para su partido en la Asamblea de Madrid. Los populares obtuvieron el 51,74% de los votos emitidos en unas elecciones marcadas por el Movimiento 15-M, que ha congregado en la Puerta del Sol a miles de personas clamando contra el bipartidismo y reivindicando otra forma de hacer política. La participación en las elecciones regionales asciende al 68,33%, casi un punto más que en 2007.

Los socialistas han sufrido el mayor descalabro de su historia en Madrid. La candidatura de Tomás Gómez logró el 26,23% de los sufragios, 7,34 puntos menos que hace cuatro años, cuando su antecesor, Rafael Simancas, tuvo que dimitir tras los malos datos obtenidos. Este resultado abre grietas en el liderazgo de Gómez al frente del PSM. El líder socialista no ha logrado conectar con los madrileños. Apenas ha calado su discurso de acusar al PP del empobrecimiento de los servicios públicos. El descontento de los ciudadanos con la gestión del PSOE en el Gobierno central ha pesado más. A esto se añaden las continuas escaramuzas que Gómez no ha logrado frenar en una federación socialista tradicionalmente conflictiva.

El PP, además, ha conseguido romper definitivamente con el cinturón rojo que ha logrado teñir de azul. Los populares gobernarán en Alcorcón, Leganés, Pinto y Móstoles y rozan la mayoría en Getafe.

Aguirre obtiene en la ciudad de Madrid más apoyos, 42.459 votos más, que Alberto Ruiz-Gallardón. El alcalde ha cosechado, también, su tercera mayoría absoluta en la capital, aunque ha visto reducida su ventaja (49,71%). El regidor madrileño ha bajado seis puntos respecto a 2007. Los votantes han castigado a Gallardón por la deuda, la subida del IBI y el deterioro de los servicios municipales.

El desgaste del PSM ha ido a parar a las arcas de UPyD, que irrumpe con fuerza en las instituciones. La formación de Rosa Díez tendrá ocho diputados en la Asamblea de Madrid (6,30% de los votos), cinco concejales en el Ayuntamiento de Madrid (7,85%) y consigue estar presente en numerosos Ayuntamientos de la región.

IU es otra de las formaciones que ayer estaban de fiesta. La coalición de izquierdas mejora sus resultados. Sube un punto en la Asamblea de Madrid (9,61% de los sufragios) y gana dos escaños. En el consistorio de la capital, la candidatura liderada por Ángel Pérez (IU) mejora y consigue un concejal más (10,73%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2011