Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos de Bildu se repartieron los puestos electorales con Batasuna

Dirigentes de primer nivel presionaron a personas no significadas para ir en listas

Eusko Alkartasuna (EA) y Alternatiba concluyeron al menos tres acuerdos con el complejo ETA-Batasuna para concurrir a las elecciones del 22 de mayo en la coalición electoral Bildu y se repartieron los puestos electorales en función del respectivo peso de cada partido, según la demanda que la Abogacía del Estado presentó ayer en el Tribunal Supremo para anular las 254 listas de Bildu y 16 agrupaciones electorales.

El abogado general del Estado, Joaquín de Fuentes Bardají, manifestó en el Supremo que los servicios jurídicos del Estado han determinado que la coalición Bildu constituye un vehículo formal para presentar candidatos de la izquierda abertzale como "independientes" en un proyecto "que está gestionado, dirigido, coordinado y articulado por el complejo ETA-Batasuna".

Según la demanda, la deriva de Eusko Alkartasuna procede de su crisis interna

Según la demanda, la deriva de EA hacia la colaboración estratégica electoral con ETA-Batasuna procede de su crisis interna por la pérdida de presencia electoral, que pasó de 190.000 votos en 1987 a tan solo 38.198 en 2009. Sin embargo, se impugnan solo las listas de Bildu y no las de EA o Alternatiba porque la alianza electoral no alcanza la intensidad necesaria para afectar al núcleo de legalidad de estos partidos que en algunos casos tienen una presencia electoral autónoma.

La principal prueba aportada por la Abogacía del Estado figura en dos documentos, el primero de los cuales, "Bases para un acuerdo electoral", menciona expresamente a Batasuna como una de las partes. En el documento "Herri Akodioa-Acuerdo Popular", surgido de una reunión del pasado 15 de marzo en San Sebastián, se consensúa el acuerdo regulador para la confección de la oferta electoral conjunta. Ese acuerdo es "enormemente revelador e importante" porque permite apreciar cómo la proporción de independientes guarda estricta relación con el peso específico relativo de Batasuna en las últimas elecciones municipales, teniendo en cuanta a esos efectos los votos de ANV allí donde pudo presentarse. Es decir, "estamos ante tres partidos con porcentajes en las candidaturas perfectamente delimitados y arreglados a la proyección de los resultados electorales anteriores de EA, Alternativa y Batasuna", dice la demanda.

De las conversaciones y comunicaciones intervenidas se evidencia que "dirigentes de Batasuna de primer nivel" dirigieron la conformación de las listas, "procurando encontrar personas no excesivamente significadas, acudiendo a intensas presiones personales en algunos casos".

Según los informes policiales, de los 3.495 candidatos de la coalición electoral, 1.014 presentan vinculaciones con los partidos ilegalizados, aunque en su mayor parte como avalistas o firmantes de agrupaciones de electores posteriormente anuladas. El porcentaje global de vinculación con el complejo ETA-Batasuna es del 10,44%, según un informe de la Guardia Civil. Es decir, añade, de 3.743 candidatos, 391 están vinculados a Batasuna y otras tres organizaciones ilegalizadas, porcentaje que asciende al 13,45% si se consideran los 815 puestos que, según las estimaciones de posibilidad de voto, se estiman como susceptibles de ser elegidos.

En ese análisis llama la atención que un total de 46 candidaturas ostentan un porcentaje de miembros vinculados a ETA-Batasuna superior al 20% del total de candidatos. Por tanto, 90 candidaturas se encuentran por encima del porcentaje de vinculación del 20% que el Tribunal Supremo y el Constitucional han aceptado como "significativo" de una intensa vinculación con los partidos ilegalizados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2011