Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ARGUMENTOS DE LA DEMANDA DE LA ABOGACÍA DEL ESTADO

El plan B de ETA y su 'proceso democrático'

La demanda del Gobierno contra la totalidad de las 254 listas de la coalición Bildu contiene una serie de consideraciones cuyo tenor literal es el siguiente:

- Plan B de ETA. Existe un plan de ETA, dentro de su estrategia articulada en torno al autodenominado "Proceso Democrático" de acumular fuerzas, esto es, de reunir en torno a su estrategia al mayor número posible de fuerzas políticas que estén dispuestas a colaborar con su estrategia. Bildu es el que ha venido en denominarse en anteriores procesos electorales "plan B" del complejo ETA-Batasuna, ante el fracaso de su inicial apuesta de crear un nuevo partido político (Sortu).

- Acuerdo electoral. La concreción y manifestación de los criterios del Herri Akordioa en la configuración, diseño, extensión y composición de las candidaturas, evidencia que se trata de un acuerdo eficaz y operativo en el diseño de la operación.

La presencia de "independientes" no pertenecientes a los dos partidos legales coligados en los primeros puestos de todas las candidaturas importantes en la misma proporción o porcentaje que el voto de Batasuna o alguna de sus marcas electorales en anteriores elecciones carecería de sentido si no fuera, precisamente, porque ocupan el puesto que a Batasuna le corresponde según el Herri Akordioa.

- Listas hechas por dirigentes de Batasuna. En todas las conversaciones y comunicaciones se evidencia un contexto de acuerdo y estrategia, en el que dirigentes de Batasuna de primer nivel (incluidos miembros de la Mesa Nacional) dirigen en las diversas circunscripciones el proceso de conformación de listas, tanto con referencias concretas a puestos en determinadas localidades, como con remisión a los criterios generales pactados, procurando evitar que figuren personas excesivamente significadas con anterioridad.

- Otegi en prisión. Se transcribe parte de la conversación telefónica que mantiene el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi con su esposa, Julia Arregui, sobre la conformación de la candidatura de Bildu al Ayuntamiento de Elgoibar. De esta conversación interesa destacar la calificación de las candidaturas como "los nuestros", y la circunstancia de que la esposa de Otegi conocía perfectamente la composición de los cuatro primeros puestos de la candidatura, figurando en primer lugar una persona de la izquierda abertzale, vinculada a Batasuna, y repartiéndose los otros tres entre Eusko Alkartasuna y Batasuna.

- Condena "virtual" a ETA. Hasta ahora, todos los partidos democráticos han condenado sin ambages a ETA y han propugnado su desaparición, persecución y derrota, y ninguno ha ubicado el terrorismo en una especie de realidad virtual en la que se ubicaran en posición simétrica a ETA los Estados democráticos, o en que a un atentado se contrapusiesen -a modo de justificación más o menos implícita- las detenciones de personas cargadas de explosivos o las supuestas torturas que por sistema denuncia la izquierda abertzale, que es lo que ahora hace Bildu.

- Candidaturas de Eusko Alkartasuna. Los posibles efectos reflejos de la colaboración o utilización por Batasuna de los partidos coligados no alcanzan la intensidad necesaria para afectar a la legalidad de los mismos, que no puede verse cuestionada ni procesal ni sustantivamente a través de este proceso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2011