Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Troitiño sufre "una persecución política", afirman sus familiares

La hija y un sobrino del expreso etarra Antton Troitiño, que continúa en paradero desconocido tras saber que la Audiencia Nacional había revocado su puesta en libertad, creen que su familiar sufre una "grave persecución mediática, política y judicial". Así lo reflejaron en un comunicado, difundido ayer en San Sebastián con el respaldo del Movimiento pro Amnistía, durante una rueda de prensa en la que convocaron a una manifestación para el viernes en la capital guipuzcoana.

Para los convocantes, la situación de Troitiño, histórico miembro del comando Madrid de ETA que ha cumplido 24 años de condena, obedece a la "política de venganza" que el Estado aplica a los reclusos de la banda terrorista. En su escrito, intercalaron denuncias contra el Estado de derecho con una invitación a que el Gobierno central "se acerque a las bases que recoge el Acuerdo de Gernika". Los portavoces dijeron que "se ha forzado la orden de detención, disfrazando una decisión política de resolución jurídica", y reiteraron su apuesta por "el nuevo ciclo político abierto", aunque son pesimistas por la actitud del Gobierno central "empeñado en su cerrazón".

Esta respuesta del Movimiento pro Aministía es una de las primeras reacciones públicas a favor de Antton Troitiño, cuya puesta en libertad apenas tuvo eco en el entorno abertzale, con un discreto recibimiento en San Sebastián y sin el respaldo popular exhibido por centenares de personas en Amorebieta (Vizcaya) hacia José María Sagardui, Gatza, el preso de ETA que más tiempo ha permanecido en la cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2011