Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El doctor Trias calla ante los recortes

El candidato de CiU, exconsejero de Salud, muestra comprensión ante las protestas sindicales pese a defender las medidas de ahorro en la sanidad

La rebelión del colectivo sanitario contra el Gobierno de Convergència i Unió (CiU) no podía pillar en peor momento a Xavier Trias. El candidato nacionalista a la alcaldía de Barcelona, médico de profesión, exsindicalista en el hospital de Vall d'Hebron y exconsejero de Sanidad, no ha ocultado nunca que su carrera ha sido impulsada a menudo por el poderoso lobby sanitario. En un reciente ensayo, Barcelona vista por un médico, el dirigente nacionalista explica cómo organizó varias huelgas de médicos en su condición de delegado de Comisiones Obreras en Vall d'Hebron en los comienzos de la democracia. También admite que, ya en la Administración autonómica, formó parte del equipo que negoció un traspaso de la sanidad mal financiado por el Gobierno, algo que, dijo, "siempre nos ha traído dificultades".

Se entiende con todo ello que Trias haya querido quedarse hasta ahora en un discreto segundo plano en la oleada de descontento por los recortes del Gobierno de CiU. El objetivo es que la ola pase con el mínimo de daños para un partido que ya se ve con un pie y medio en el Ayuntamiento tras 32 años de gobierno socialista.

Trias rompió su silencio casi absoluto sobre este asunto ayer, a preguntas de los periodistas. Lo hizo para defender la política de recortes de Artur Mas, pero también para mostrar su "comprensión" con los sindicatos, que ya han pedido la dimisión de Artur Mas cuando este lleva apenas 100 días al frente de la Generalitat. Trias intentó enmedar errores como los cometidos recientemente por el consejero Boi Ruiz, que acusó a los médicos de velar solo por sus intereses económicos. El candidato aseguró que lo que se gasta en sanidad es poco y que los ajustes no tienen por qué afectar a las bases del sistema. "En sanidad no gastamos mucho, poco más del 5% del PIB, que es una cifra relativamente baja para una sanidad de gran calidad".

Al candidato tampoco le ha gustado la decisión del Gobierno de aumentar los sueldos de algunos altos cargos. Es el caso de los 12.000 euros extra que cobrarán a partir de ahora los siete directores de las oficinas territoriales de la Generalitat. Trias dijo desconocer los detalles del caso, pero dejó claro que lo que se impone es la "congelación" salarial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de abril de 2011