Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo árabe

Mubarak y su familia, bajo arresto domiciliario

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas salió ayer al paso de los rumores que afirmaban que el expresidente egipcio Hosni Mubarak había viajado a Arabia Saudí. En un comunicado emitido a través de su página en la red social Facebook, los militares que desempeñan el poder desde que el presidente se viera obligado a dimitir el pasado 11 de febrero aseguran que "Hosni Mubarak y su familia se encuentran bajo arresto domiciliario en Egipto".

Los rumores sobre el paradero del depuesto líder, así como de su familia, no han dejado de sucederse desde que abandonara el poder. Los Mubarak, que tienen prohibido salir del país, se enfrentan a diversos cargos por corrupción y sus activos han sido congelados por orden del fiscal general egipcio.

Este comunicado coincidió con el anuncio de la celebración de elecciones legislativas el próximo mes de septiembre. Aunque sin fijar una fecha exacta, el general Mamdú Shahin comunicó en una conferencia de prensa "las elecciones parlamentarias serán en septiembre".

El militar, miembro del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, ha asegurado que la Ley de Emergencia vigente desde 1981 será levantada antes de los comicios. Shahin no ha precisado, sin embargo, una fecha para la elección del nuevo presidente, que supuestamente será después de las generales.

El portavoz de los militares anunció también la creación de una ley que elimina las restricciones para la formación de partidos políticos. A partir de ahora se necesitará el apoyo de 5.000 miembros de al menos 10 de las 29 provincias egipcias para la constitución de un nuevo grupo. Esto facilitará el proceso político, si bien la temprana cita electoral supone que los partidos de nuevo cuño tienen apenas cinco meses para formarse, darse a conocer y preparar sus campañas.

Este escaso tiempo, sumado a la tibia reforma constitucional aprobada el 19 de marzo, beneficia a los Hermanos Musulmanes (que ya obtuvieron un quinto del Parlamento en 2005, convirtiéndose en la principal fuerza opositora), y a los restos del desmembrado Partido Nacional Democrático (PND) de Mubarak.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011