Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC de Chacón pide a Zapatero que cierre la sucesión y agote su mandato

Los socialistas catalanes rechazan las primarias antes de las elecciones del 22-M

Los socialistas catalanes tuvieron un papel clave en el ascenso de José Luis Rodríguez Zapatero a la secretaría general del PSOE en 2000 y no quieren quedarse atrás cuando llegue la hora de la sucesión. Sobre todo porque creen tener en la ministra de Defensa, Carme Chacón, una candidata con serias posibilidades a abrir una nueva etapa en el partido. El debate sobre el asunto lleva semanas abierto en el seno del PSC, pero tomó un nuevo rumbo el pasado sábado, cuando en una reunión de la cúpula en la que participó Chacón se decidió la estrategia a seguir: hay que pedir a Zapatero que no se pronuncie sobre su sucesión al menos hasta el 22 de mayo. Luego, y según el resultado en esos comicios, todo quedará mucho más abierto. Incluidas las posibilidades de la propia Chacón. Este mensaje se ha hecho llegar también en privado a Zapatero y creen en el PSC que con buena receptividad.

Dicho y hecho. En la ejecutiva del PSC, reunida ayer en Barcelona, hubo una coincidencia unánime en torno a la inconveniencia de plantear el debate sucesorio de Zapatero antes de las elecciones municipales. El encargado de verbalizarlo fue el viceprimer secretario y portavoz, Miquel Iceta, quien aseguró que lo razonable es que "el relevo se produzca a final de legislatura".

El PSC da por hecho que Zapatero no repetirá en las elecciones legislativas de 2012 y aboga por centrar los esfuerzos en salir de la crisis y "no iniciar la discusión sobre el relevo en la candidatura socialista", dijo Iceta, que es miembro del comité federal del PSOE. En este sentido, el portavoz socialista exigió al secretario general del PSOE que no abone más especulaciones sobre su sucesión. "No queremos ni nos conviene que se produzca este debate. El único que lo puede cerrar es Zapatero y le pedimos que lo cierre cuanto antes", dijo Iceta.

Se produzca o no ese paso al frente, los socialistas catalanes creen que transcurrido el 2 de abril, en que se reunirá el comité federal, el debate sucesorio quedará muy diluido si, como se espera, el secretario general del PSOE no hace pública su renuncia. En esa línea, en el PSC se aboga porque no se precipiten las primarias ni unos días después de ese comité (con un pacto entre los barones) ni antes del 22-M.

En el PSC existe el convencimiento de que el tiempo juega a favor de Chacón. Aunque la candidatura de Rubalcaba está más madura, los socialistas catalanes entienden que su candidata aportaría una verdadera imagen de cambio de ciclo, generacional y de ideas. Ella ha optado por los movimientos discretos, aunque, junto a la dirección del PSC, dirige la estrategia. De hecho, estuvo en la reunión del sábado y en la de ayer, algo inusual por su agenda de ministra. El hecho de que el asunto de la sucesión apareciera en la ejecutiva de ayer del PSC, reacio a hablar de asuntos del PSOE, es otra demostración de esa táctica, así como que Iceta aludiera al tema sin ser preguntado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 2011