Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cibeles abre espacio para la cultura

Gallardón abre al público el palacio de Cibeles, que ha costado el doble de lo previsto

Tras seis años de obras, el Ayuntamiento de Madrid abre las puertas del palacio de Cibeles al gran público. Ocho plantas de un edificio centenario que tiene su guinda en lo más alto. Desde el mirador de la cúspide se puede ver el otro Madrid, el de los tejados rojos. Una imagen muy distinta del granito gris del suelo. Desde ahí, el alcalde llega a ver su casa. Ayer, Alberto Ruiz-Gallardón la señaló con el dedo nada más salir ayer a la terraza dureante el acto de presentación del edificio. Pero también se ven las entrañas de la diosa Cibeles, las copas de los árboles del Retiro y los rascacielos de la capital.

Un compromiso electoral desde 2003 y 124,5 millones de euros de inversión que culminan justo a tiempo para los próximos comicios municipales. Tan a tiempo que ayer todavía se veían indicios de las prisas por terminarlo a la carrera. Había polvo en las ventanas, andamios desmontados escondidos en alguna esquina y huellas que quedaban marcadas en el suelo al pasar. Los primeros visitantes entraron ayer por la mañana a conocer los 45.000 metros cuadrados destinados a uso público del antiguo` palacio de Telecomunicaciones.

"Es un lujo que no podíamos permitirnos", dice Lissavetzky

El alcalde quiere que el palacio sea emblema cultural de Prado-Recoletos

Puede visitarse gratis de martes a domingo hasta el 27 de julio

La cafetería abrirá en septiembre y el salón de plenos aún no tiene fecha

Todo el edificio olía nuevo. El hall, a pintura; la sala donde se expone la muestra Habitantes y Paseantes a pegamento u otro producto químico; y los pisos superiores, a yeso fresco. Las salas están completamente desnudas de la sexta planta para arriba. La cafetería y el restaurante no se abrirán hasta septiembre, confirmaron desde el Ayuntamiento. Y el Salón de Plenos no tiene fecha. No obstante, el palacio de Cibeles, como fue rebautizado el antiguo edificio de Correos, ejerce de sede municipal desde mayo de 2007. Los concejales de Las Artes, de Seguridad y el vicealcalde Manuel Cobo, acompañan a Gallardón en el nuevo inmueble.

"Tenemos un Madrid escondido, pero está escondido no porque haya muros que lo tapen o porque haya fosos que nos lo hagan inaccesible. Está escondido porque no lo miramos", señaló el alcalde en unos de sus últimos discursos de inauguración antes de las elecciones municipales. A partir del 28 de marzo ya no podrá cortar la cinta de ninguna nueva obra. El candidato socialista al Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, declaró ayer que no tiene nada que objetar a que haya un nuevo equipamiento cultural para la ciudad, pero que es muy discutible el gasto total que ha supuesto el proyecto, 510 millones, según sus cálculos, lo que incluye la adquisición del palacio y las obras de remodelación, informa Víctor López. "Es un lujo que no deberíamos habernos permitido", subrayó. La reforma de la actual sede del Ayuntamiento ha superado en varias decenas de millones el presupuesto inicial: 48,7 millones de euros, que no incluía los 24,5 que costó el despacho de 78 metros del alcalde y otras dependencias administrativas. Citando a Jane Jacobs, la concejala de Las Artes, Alicia Moreno, resumía en el espacio de recepción la filosofía del proyecto: "Ideas nuevas, viejos edificios".

Gallardón hizo hincapié, además, en la importancia para el interés cultural del edificio proyectado por Antonio Palacios y Joaquín Otamendi y construido entre 1907 y 1919. Quiere que el palacio de Cibeles sea el emblema de su "paseo del Arte", que incluye todos los museos y monumentos del eje Prado-Recoletos. El edificio casi diáfano y de viga vista, remodelado bajo la dirección de Francisco Rodríguez Partearroyo, "tiene vocación de sala de exposiciones con repercusión internacional". Mientras llegan, el espacio cultural llamado CentroCentro cuenta con dos muestras. El Palacio de Cibeles está comisariada por el estudio Arquimática y dirigida por el también encargado de la reforma y se completa con unas fotografías sobre el proceso de rehabilitación del edificio. Muller/Campano: Proceso de rehabilitación del palacio de Cibeles enseñará al visitante cómo se construyó la Galería de cristal cuando no era más que hierros, los materiales de obra aún embalados o el suelo encharcado y sin acabar (pisos 3, 4 y 5).

En una sala ombría de la planta 1, esperan grandes artistas como Goya o Rembrandt. Sus cuadros, fotografiados, difuminados y reimpresos en tela por Juan Manuel Castro Prieto, conforman la exposición Habitantes y paseantes, comisariada por Chema Conesa, y completada con el videoarte de Manuel Vázquez.

Hasta ahora, la cúpula acristalada de la Galería de Cristal era la única zona que podía visitarse. Muchos de los casi 6.000 ciudadanos que ya lo han hecho preguntaban por la golosina del palacio: las vistas desde la última planta. A partir de ahora: "Pasen y vean", concluyó el alcalde.

El palacio en cifras

- La sede del Ayuntamiento tiene 70.000 metros cuadrados distribuidos en ocho plantas reformadas íntegramente. Cerca de 45.000 metros corresponden a espacio cultural y el resto se destinará a oficinas.

- La cafetería-restaurante abrirá en septiembre y el Salón de Plenos, sin fecha específica, a lo largo del presente año.

- Coste: 124,5 millones entre la zona administrativa (24,5) y la inversión en el espacio de uso público. El presupuesto inicial era de 48,7 millones al que se añadieron cuatro partidas de 40,8.

- Puertas abiertas al público hasta el 27 de julio. Desde el 23 de mayo, 5.764 personas han visitado la Galería de Cristal.

- Horarios: martes a domingo entre las 10.00 y las 20.00. Entrada gratuita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 2011

Más información