Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quién tiene las llaves de oro de Madrid?

Gadafi y el presidente chino, entre los galardonados

El protocolo marca que cuando un jefe de Estado viaja de visita oficial a Madrid el alcalde tiene que entregarle las llaves de oro merced a un acuerdo con el Gobierno español. Hoy recibe el galardón la presidenta de Irlanda, Mary McAleese. ¿Pero y si el que recibe las llaves es el presidente de un país que bombardea a sus compatriotas, como Muamar el Gadafi?

El dictador libio las recibió en diciembre de 2007. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, le dedicó entonces estas palabras: "Celebramos ver a Libia en la comunidad internacional, y percibirla como un aliado en la que ha de ser la causa de todos: la de un mundo en el que la paz y el rechazo a la violencia (...) sean los motores de nuestra vida cotidiana".

Ni Ruiz-Gallardón ni el Gobierno central, que fue el que invitó a España a Gadafi, se imaginaban lo que iba a hacer el dictador tres años más tarde.La concesión de este título viene regulada en el Reglamento de Protocolo y Ceremonial. El artículo 34 establece: "La Llave de Oro de Madrid se concederá a todos los jefes de Estado extranjeros que visiten oficialmente el Ayuntamiento". En el Consistorio aseguran que es Asuntos Exteriores el que determina a quién se concede y en el Ministerio señalan que hay un acuerdo con el Ayuntamiento en este sentido.

En los últimos años han pasado por Madrid muchos jefes de Estado de países democráticos que se han llevado las llaves de la ciudad: Colombia, Argentina, Corea del Sur... Sin embargo, también se han ido con la condecoración el rey Abdalá de Arabia Saudí (junio de 2007); el presidente chino, Hu Jintao (noviembre de 2005); el de Yemen, Ali Abdalá Saleh (enero de 2008), y el de Vietnam, Nguyen Minh Triet (diciembre de 2009). Y Gadafi.

La entrega de las llaves se realiza ante la Corporación municipal en pleno. Pero los concejales de IU se han ausentado en más de una ocasión. Hace unas semanas no acudieron a las que se entregaron al presidente de Israel, Simón Peres, en protesta por la situación de los palestinos. Su portavoz, Ángel Pérez, recordó: "Tampoco fuimos a la de Gadafi, y no creo que no haga falta explicar las razones".

Pérez asegura que IU no acude si los jefes de Estado no respetan los derechos humanos: "No estuvimos cuando se entregó al presidente chino, ni al de Arabia Saudí. Salvando el respeto personal a estas personas, creo que no se deben dar reconocimientos a gente que representa la represión, la pena de muerte o el maltrato a mujeres", dice el concejal, que reconoce, no obstante, que el Ayuntamiento se ve obligado por el protocolo que marca el Estado.

El portavoz del grupo socialista, David Lucas, se ciñe a lo normativa y no entra en polémicas: "Es un acto protocolario e institucional que viene de muchos años atrás", señala.

El vicealcalde, Manuel Cobo, piensa que no hay ninguna polémica. "La pregunta de a quién entrega el Ayuntamiento las llaves hay que hacérsela al Gobierno español, independientemente de quién esté en el poder. Nosotros no decidimos la política exterior de España. Se las dimos a Gadafi, pero también a Hugo Chávez", dice.

El Reglamento de Honores y Distinciones del Ayuntamiento mantiene en su artículo 36: "Podrán ser desprovistos de las distinciones quienes cometieran faltas, cualquiera que sea la fecha de su comisión", aunque no se refiere a las llaves de oro, sino a los títulos de hijo adoptivo o a las medallas de oro de la ciudad. En junio de 2009 se retiraron a Franco los títulos de hijo adoptivo, alcalde honorífico, medalla de oro y medalla de honor de Madrid, con el voto positivo de los tres grupos políticos. ¿Sería factible retirar las llaves de oro a Gadafi?

Cobo vuelve a remitir al Gobierno para subrayar que esa no es una decisión del Ayuntamiento. David Lucas afirma: "Si hay un acuerdo institucional se podría retirar, pero reitero el respeto al protocolo". Ángel Pérez va por la misma línea: "No tendría inconveniente en hacer un acto para retirar las llaves a Gadafi, pero no creo que se vaya a hacer".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de marzo de 2011