Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide de nuevo que se impute a cargos de CDC por el 'caso Palau'

La sombra del caso Palau sigue persiguiendo a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC). Cuatro meses después de hacerlo por primera vez, la fiscalía ha vuelto a pedir la imputación del extesorero del partido Daniel Osàcar y del secretario de Inmigración, Àngel Colom, por el presunto cobro de comisiones ilegales a través del Palau de la Música.

La petición deberá resolverla el juez Miguel Ángel Tabarés, que ha sustituido a Juli Solaz en el juzgado de instrucción número 30 de Barcelona. Antes de marcharse a la Audiencia de Barcelona, Solaz -criticado por su lentitud en la investigación del desfalco- decidió abrir una pieza separada para aclarar si hubo financiación irregular del partido, pero acordó no imputar ni a Osàcar ni a Colom.

La fiscalía insiste en lo que ya expuso hace cuatro meses: las evidencias señalan que parte de los caudales que salían del Palau de forma opaca procedían de Ferrovial y en forma de comisiones ilícitas por la adjudicación de obra pública. El ministerio público considera que los saqueadores confesos del Palau, Fèlix Millet y Jordi Montull, actuaban como intermediarios. Un informe de la Agencia Tributaria cifra en 5,9 millones el dinero que fue a parar a las arcas de CDC.

ICV-EUiA ha pedido la comparecencia del secretario del Gobierno, Germà Gordó, para explicar el cambio de posición del Consorcio del Palau sobre la petición de imputaciones de miembros de CDC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011