Análisis:EL ACENTO
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Otra víctima de Wikileaks

Wikileaks ya tiene otra víctima. No se trata de ninguno de los políticos que, según demostraron los cables del Departamento de Estado, hacían unas cosas mientras decían otras. Tampoco de ninguno de los militares estadounidenses que desde un helicóptero ametrallaron a un grupo desarmado en una calle de Bagdad matando a 12 de ellos, según consta en el vídeo distribuido en su día por Wikileaks. No. La nueva víctima de la transparencia informativa es un coronel retirado del Ejército de EE UU llamado Philip J. Crowley, que hasta el domingo era el portavoz del Departamento de Estado. Su gran pecado, por el que ha dimitido, ha sido decir que las condiciones carcelarias que sufre el soldado Bradley Manning son contraproducentes y estúpidas. Manning es el que supuestamente filtró todos los documentos que han hecho famoso a Wikileaks y que han desvelado documentos secretos de las guerras de Afganistán e Irak y de la diplomacia estadounidense.

Más información
El Pentágono traslada al soldado Manning

No consta que el Pentágono haya investigado alguno de los abusos que las filtraciones desvelaron, pero sí que Manning fue detenido en mayo pasado y encarcelado en una prisión de la base de Quantico (Virginia), en una celda sin luz natural de 6 metros cuadrados de donde solo puede salir una hora al día para hacer algo de ejercicio en otra habitación también solitaria. Manning no ha admitido, que se sepa, ninguno de los 22 cargos que pesan sobre él; entre otros, el de colaborar con el enemigo, lo que le puede costar la cadena perpetua.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Crowley es un veterano de la Administración de Bill Clinton que dice cosas tan sensatas como esta: "El ejercicio del poder debe ser prudente y acorde con nuestras leyes y valores". Su jefa, Hillary Clinton, dice que ha lamentado tener que aceptar su dimisión. El jefe de Clinton, Barack Obama, que no solo no ha sido capaz de cerrar el presidio ilegal de Guantánamo como prometió, sino que ha tenido que reanudar los juicios militares a sus presos, terció asegurando creer que el Pentágono depara a Manning el trato "humano y digno que esperaba de él la Casa Blanca". Si es así, entonces es Obama el que no actúa como de él esperaba el mundo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS