Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
25 años de la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS

Cebrián alerta del riesgo populista en el nuevo escenario digital

El periodista inaugura el curso de la 25ª promoción del máster UAM/EL PAÍS

El wikiperiodismo es al periodismo lo que la Wikipedia a las enciclopedias clásicas. En el mundo digital la interacción es instantánea, el conocimiento colectivo, y no hay liderazgo visible. Así es el nuevo ecosistema. El periodista y consejero delegado de PRISA, Juan Luis Cebrián, esbozó ayer el futuro los medios de comunicación y el impacto de los nuevos soportes y herramientas -de Google al iPad- en una industria con dos siglos de vida que se enfrenta a una auténtica revolución, y alertó del peligro de que el wikiperiodismo se pueda deslizar hacia el wikipopulismo en el manejo de la información.

Hay más riesgos. "Muchos ciudadanos otorgan una credibilidad inaudita a las mentiras, rumores, calumnias y disparates de los confidenciales y blogueros, que desdicen del rigor periodístico de los medios tradicionales". Cebrián acusó a la extrema derecha de haberse apropiado "como nadie" del sistema, causando estragos.

"Google es un algoritmo. Su secreto es como la fórmula de la coca-cola"

"Lanzar un periódico a una audiencia masiva es más barato que nunca"

Pero en este nuevo escenario digital, marcado por la eliminación de los elementos tiempo y espacio, la pregunta no es cuál es el papel de los medios o su nuevo modelo de negocio, sino "si van a existir medios en el sentido clásico de la palabra". Es decir, "si la esencia del periodismo, que consiste en contar lo que pasa a los demás, va a sobrevivir en un mundo en el que cada cual es capaz de comunicar sus experiencias por sí mismo, dirigirse al orbe entero, y escucharlo también, sin mediación", dijo Cebrián durante la inauguración del curso que ahora comienza la 25º promoción de la Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS.

El acto, en el que los alumnos de la 24ª promoción recogieron sus diplomas, estuvo presidido por el ministro de Educación, Ángel Gabilondo; el rector de la Universidad Autónoma de Madrid, José María Sanz; el presidente del grupo PRISA, Ignacio Polanco; el director de la Escuela UAM/El PAÍS, Joaquín Estefanía; la vicerrectora de Relaciones Institucionales de la UAM, Margarita Alfaro, y el director de la Fundación Escuela de Periodismo UAM/EL PAÍS, Jesús Lizcano.

Coincidiendo con el cuarto de siglo del máster, todos tuvieron un recuerdo emocionado hacia Jesús de Polanco, fundador y primer presidente de PRISA (editora de EL PAÍS) fallecido en 2007, que impulsó de manera decisiva una institución académica por la que ya han pasado casi un millar de alumnos. Los de los años más recientes han sido adiestrados en el periodismo digital.

Durante su conferencia, titulada Wikiperiodismo, Cebrián se preguntó si Google es un medio de comunicación. "Debe serlo", dijo, porque la mayoría de los ciudadanos americanos se enteran de las noticias a través de Google News y los filólogos realizan sus búsquedas semánticas gracias al poderoso motor de búsqueda. Y nuevamente planteó un interrogante: ¿De dónde emana su poder, capaz de hacer temblar a los imperios mediáticos de todo el mundo y a los antiguos monopolios de las telecomunicaciones? La respuesta es sencilla pero inquietante. "Google es un algoritmo. En esa fórmula, como en la de la Coca-Cola, se encierra todo su secreto". Y al fin, las preguntas más complejas: "¿Seremos los periodistas sustituidos por ecuaciones complejas? ¿O es que no lo hemos sido ya?"

La Red propicia un tipo de periodismo instantáneo, rápido y cooperativo, donde los comunicadores de las noticias son en muchas ocasiones los protagonistas. Esto provoca la desaparición del "efecto de intermediación". "Políticos y periodistas, y toda clase de intermediarios que en el mundo han sido, continuamos aferrados a nuestras viejas normas y tradiciones, como si el cambio al que estamos asistiendo no consistiera en el orto de una nueva civilización". Cebrián puso como ejemplo del poder de la Red a "un puñado de internautas" que doblegó la voluntad de los diputados en la llamada ley Sinde.

El periodista y académico entró en el debate sobre el futuro de los periódicos en el universo web, aunque consideró "marginal" la discusión sobre si han de seguir publicándose en papel o en soporte electrónico. La respuesta a los interrogantes de la sociedad digital está en el software. Porque "la cuestión no es ya tanto saber cómo se transformarán los medios tradicionales, sino si subsistirán y en qué ámbito, si serán reemplazados por otros o si la nueva realidad virtual se basta tanto a sí misma que pueda prescindir de ellos".

El software, el que utiliza Google News para jerarquizar las noticias, ha comenzado a gobernar la información, aseguró Cebrián, para quien el iPad supone "uno de los cambios más formidables que podríamos imaginar a la hora de dar respuestas a la sociedad digital". Tras precisar que los contenidos que circulen por la popular tableta no pueden ser los mismos que los de los periódicos de papel, afirmó que el iPad es "el icono más representativo de las virtualidades de la nueva cultura: la interactividad, la convergencia, la instantaneidad, y la globalidad están al alcance de la mano".

Para los editores, el invento de Apple facilita la distribución global de los contenidos sin necesidad de invertir en rotativas ni redes de distribución y permite también que lanzar un periódico a una audiencia masiva sea "más barato que nunca". Los nuevos cacharros tecnológicos también entrañan riesgos. Y uno de ellos es que el propietario del software "pueda acabar siéndolo también de la información que circula a través del sistema y de los datos de identidad de quienes la utilizan".

Pese a las incertidumbres, Cebrián quiso mandar un mensaje de optimismo a los alumnos. "No creo que haya nadie que pueda anunciar sin asomo de dudas que los periódicos, tal y como los hemos conocido durante 200 años, sobrevivirán en el plazo de una par de décadas", pero "pervivan o no, los harán los periodistas, se llamen como se llamen, y seguirán siendo necesarios".

Tras la lección inaugural, el presidente de PRISA, Ignacio Polanco, redobló su compromiso con aquella "aventura inédita y azarosa" que echó a andar en 1987, que ha enraizado en la sociedad española y latinoamericana y cuyo objetivo es adiestrar a los universitarios con los conocimientos necesarios para ejercer el periodismo "con libertad y responsabilidad". El rector de la UAM, José María Sanz, animó a los alumnos a ser "buenos periodistas, libres, críticos, éticos y responsables socialmente".

Ángel Gabilondo, que en los últimos años participaba en el acto como rector de la UAM, acudió este año en calidad de ministro. En su mensaje reivindicó un periodismo cultivado, comprometido, pragmático, con convicciones y conocedor del oficio. Partidario de una alianza entre "los buenos periodistas y los buenos políticos", elogió el trabajo desarrollado por la Escuela en su apuesta por la transformación, modernización y democratización del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de febrero de 2011