Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez condena con 200.000 euros al hospital Joan XXIII por una negligencia

El hospital Joan XXIII de Tarragona ha sido condenado a indemnizar con 200.000 euros a un paciente de 46 años al que una negligencia durante una operación por hemorroides le causó una incontinencia fecal grave y permanente que le impide trabajar.

Tras ser intervenido en marzo de 2006, el paciente empezó a sufrir molestias a las pocas semanas, por lo que visitó con frecuencia a los especialistas, que "le recomendaron una segunda operación para paliar las secuelas de la primera", constata la sentencia, dictada por el juzgado de lo contencioso administrativo 4 de Barcelona.

Las dolencias prosiguieron tras la segunda intervención y a partir de 2007 el paciente precisó llevar pañales. La sentencia especifica que las posibilidades de mejora "son escasas". El juez destaca que el paciente desarrolló un "trastorno depresivo", además de constatar que las limitaciones físicas no le permitían "la realización de ningún trabajo".

El Departamento de Salud dispone de 15 días para interponer un recurso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de febrero de 2011