Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ola de cambio en el mundo islámico | El mercado energético

Repsol repatría a su personal y suspende las operaciones

La petrolera fleta un avión para traer a 50 personas

La petrolera Repsol YPF se unió ayer a las grandes compañías que han decidido suspender sus actividades en Libia y repatriar al personal y sus familias lo antes posible. En un comunicado, la empresa justificó su decisión "ante la situación de violencia e incertidumbre" que vive el país norteafricano. Aunque Repsol YPF prefirió no dar detalles de la operación de repatriación, fuentes cercanas a la empresa confirmaron que la petrolera tenía previsto evacuar entre ayer y hoy a unas 50 personas, entre empleados y familiares, en un avión fletado por la propia empresa. La aeronave también estará disponible para evacuar a trabajadores de otras empresas petroleras.

El plan de evacuación de la empresa va en paralelo al anunciado ayer por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez. El Gobierno dijo que prepara el envío de un avión militar para repatriar a todos los españoles que lo deseen. "Llevamos una semana tratando de coordinar, identificar y localizar a los españoles", dijo la titular de Exteriores a su llegada al pleno del Senado, donde ha explicado que en los dos últimos días han salido de Libia unos 40 o 50 españoles, aunque hay cerca de otros 90 que están localizados y que han manifestado su voluntad de regresar a España.

El desafiante discurso de Gadafi mantiene al alza el precio del crudo

Jiménez señaló que hay varios españoles esperando poder salir en el aeropuerto de Trípoli, donde se desplazó un miembro de la embajada para atenderles, aunque explicó que el aeródromo se encuentra colapsado y los vuelos no pueden salir con regularidad.

La decisión de la petrolera hispano-argentina de suspender la actividad en Libia, donde extrae el 3,8% de su producción total, según datos de 2009, ha hecho retroceder las acciones de la empresa en la Bolsa de Madrid un 1,23%, a 23,64 euros. Repsol YPF, presente en Libia desde la década de los setenta, tiene derechos mineros sobre nueve bloques, ocho de exploración y uno de producción, que suman una superficie de 20.709 kilómetros cuadrados. La compañía extrae en Libia unos 35.000 barriles de petróleo al día.

Aparte de Repsol YPF, otras petroleras europeas también han anunciado la paralización de sus actividades. Entre estas, la italiana ENI (el 14% de la extracción de esta compañía procede de Libia); la austriaca OMV (9%); la francesa Total (3%) y la noruega Statoil (0,2%). BP y Shell, que de momento solo tienen operaciones de exploración en el país, también las han abandonado.

La salida masiva de las empresas petroleras, unida al desafiante discurso de Gadafi de ayer, volvieron a disparar el precio del barril de petróleo Brent, que alcanzó los 106,2 dólares cuando a primera hora había retrocedió bastante respecto a los 108,7 dólares alcanzados en la jornada del lunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de febrero de 2011