Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos cargan contra el recorte en las oposiciones a profesor

La Generalitat convocará finalmente 1.245 plazas de profesores de secundaria este año de las 3.200 que estaban previstas. En total, casi 2.000 plazas menos. Lo confirmó ayer el Departamento de Enseñanza en una reunión con los sindicatos USTEC, CC OO, ASPEPC y UGT. Estos cargaron contra la medida y recordaron que quienes pagarán las consecuencias del recorte serán los miles de profesores interinos que optarán a una plaza y el resto de opositores que están preparándose para concursar.

Enseñanza concretó ayer que saldrán a oposición 852 plazas de varias especialidades de secundaria, 343 de formación profesional, 30 de idiomas y 20 en las escuelas de artes plásticas y dibujo, según concretó el responsable de Enseñanza Pública de CC OO, Àngel García.

Enseñanza afirma que se ajusta al límite previsto en la norma estatal

La Generalitat afirma que, debido la crisis económica, el recorte en las plazas previstas viene marcado por la restricción que introducen los Presupuestos del Estado para este año, en el que solo se repondrán hasta un máximo del 30% de las vacantes que se produzcan. Un portavoz de Enseñanza aseguró que se ha hecho un esfuerzo presupuestario para sacar el máximo de plazas posibles previstas en la ley de presupuestos. Incluso se ha sobrepasado ligeramente el límite del 30% ampliando las palzas con un redondeo al alza.

Los sindicatos cargaron contra el recorte. "Es un número de plazas totalmente insuficiente", reprochó el responsable de Enseñanza Pública de CC OO. La reducción "no está justificada" porque la mayor parte de las plazas las sacan los interinos, que ya cobran lo mismo que los que han aprobado oposiciones, añadió García.

Para el sindicato USTEC, alegar restricciones presupuestarias y decir que la ley no permite sacar más plazas a concurso "no es más que una excusa, ya que estas plazas corresponden a profesorado que ya trabaja" en los centros. Por su parte, FETE-UGT reclama el cumplimiento del acuerdo firmado que recogía la convocatoria de 3.200 plazas de oposición, y añade que la no convocatoria de este total "es una verdadera injusticia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 2011