Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:THURSTON MOORE | Líder de Sonic Youth, cabeza de cartel del Tanned Tin

"Morente, además de ser un genio, amaba la belleza y el misterio"

¿Es Sonic Youth la banda de rock más influyente de los últimos 30 años? Pese al asentimiento generalizado, no, en vista de lo que piensa un detractor kamikaze: "Su fichaje en 1990 por una multinacional dio mal ejemplo, afeó la música y le hizo perder categoría; deberían avergonzarse, aunque su obra sí tenga integridad". Palabra del músico e ingeniero Steve Albini, talibán de lo indie y látigo de la industria. Y Thurston Moore (Coral Gables, 1958), cerebro de los aludidos, no parece alterarse, en vísperas de su doble actuación como solista en el festival español Tanned Tin: "Steve tiene opiniones basadas en un punto de vista miope, que seguro no hace extensible a los fabricantes de sus pantalones".

El guitarrista y cantante editará un disco con Beck y otro con Yoko Ono

"El 'free jazz' me guía a un lugar donde confiar en la pureza del arte"

Moore, cabeza de cartel en esta duodécima edición (del 26 al 30), cumple una deuda: se cayó a última hora de la cita castellonense en 2010 por un problema familiar. El recoleto festival ligado a la etiqueta Acuarela no le crea esa sensación de "niñera en casa ajena" a la que alude en el blog del sello. "Me refería a grandes reuniones, con grupos tipo Metallica o The Black Crowes, en los que buena parte del público está de pic-nic y apenas se interesa en escucharte. Adoro en cambio la intimidad de festivales que atraen una audiencia muy exigente y aventurera". La cuota de culto incluye este año a pioneros como Faust o Vic Godard. Y ya se sabe el posible premio del Tanned Tin: ver debutar en España a semidesconocidos que luego resultan ser, por ejemplo, Antony and the Johnsons o Animal Collective.

Una guitarra acústica de 12 cuerdas y las canciones de su inminente tercer disco en solitario, producido por Beck, formarán el arsenal de Moore en uno de sus dos shows. "El álbum se va a llamar Demolished thoughts, y escuchar cómo Beck aporta su magia al sonido y los arreglos me ha derretido el corazón. Es más bien minimalista: habrá violín, arpa y algo de contrabajo y percusiones". No sorprende ese alejamiento del desbarre noise marca de la casa: los últimos trabajos tanto de Sonic Youth (The eternal, vuelta al redil indie de Matador en 2009) como de Moore (Trees outside the Academy, 2007) practicaban la concisión o la calma.

Más choca la sintonía con el nuevo socio, si se rescata en Internet su encuentro inicial, una entrevista de Moore a Beck en la MTV de 1994: la flema del primero frente a los modales consentidos y gamberros (hasta se quita una bota) del segundo, geniecillo emergente con el bombazo de Loser. "Él ha cambiado conforme crecía en público y es probable que lo siga haciendo. Ahora parece feliz como productor".

Moore mostrará otra faceta en Castellón: "Improvisación ruidosa y eléctrica. Investigo y archivo documentos de free jazz, libre improvisación y jazz de vanguardia. Como música del espíritu me guía hacia un lugar en donde puedo confiar en la pureza del arte".

La pulsión experimental y vanguardista de Sonic Youth y Thurston Moore se encauza ahora sobre todo en sus respectivos sellos propios, SYR y Ecstatic Peace! Y tras la banda sonora de una película francesa, alcanzará un punto álgido con un disco en trío con Yoko Ono del que no sueltan prenda: "Kim Gordon [su mujer y compañera de grupo], Yoko y yo lo grabaremos a finales de febrero", apunta como mucho Moore. Su relación con la artista japonesa abarca desde un tema de tributo registrado en los noventa por Moore a un libro de ella convertible en cometa, publicado por la rama editorial de Ecstatic Peace! Un libro-disco de Moore, en cambio, que incluía poesía y obra plástica además de música, no verá al final la luz: "Prefiero mantener ahí los pies en la tierra". Eso no quita para que le indigne no ver en EE UU Sonic Youth etc... Sensational Fix, la exposición sobre sus lazos con el mundo del arte: "Ha estado por toda Europa, pero nadie la quiere organizar en Nueva York, nuestra ciudad". En su apertura madrileña actuó Enrique Morente junto a Lee Ranaldo y Steve Shelley, otros dos miembros de la banda. "Enrique, además de ser un genio, amaba todo lo que concernía a la belleza y el misterio".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2011