Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro de la CGT puede hoy complicar el transporte

Para la CGT, la ACTUB y la Plataforma Sindical, sindicatos que han convocado "la primera huelga general que no encabezan los sindicatos mayoritarios [CC OO y UGT] en la historia de la democracia", hoy es un día "histórico". Para los catalanes que tienen que ir a trabajar y que hasta ayer encadenaron cuatro días de caos en Rodalies por conflictos laborales entre Renfe y sus maquinistas, el día puede convertirse en una auténtica gincana.

La CGT, que ha encabezado la organización del paro, no tiene una afiliación masiva en Cataluña, pero sí tiene bastante presencia en los comités de los transportes públicos. Saturnino Mercader, portavoz de la agrupación, aseguró ayer que el objetivo de los tres sindicatos, que representan a más del 50% de los trabajadores de autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), es conseguir la jubilación a los 60 años, que ha considerado la edad máxima "por cuestión de seguridad". El sindicato también tiene presencia entre los maquinistas de Rodalies y el metro de Barcelona.

El Departamento de Empresa y Empleo ha establecido unos servicios mínimos del 33% en todos los transportes urbanos e interurbanos. Supone más frecuencia que en la última huelga general, la del 29 de septiembre. Ferrocarrils de la Generalitat señaló que le parecen innecesarios esos servicios, ya que cree que se podrá garantizar el servicio completo porque su comité de empresa no se ha adherido al paro.

Los Mossos d'Esquadra velarán, dijeron las compañías, por evitar el vandalismo y las coacciones a los trabajadores que deseen ocupar su puesto. Los sindicatos, además de a la huelga, han llamado a los ciudadanos a una manifestación que comenzará a las 17.30 en los Jardinets de Gràcia y recorrerá la Via Laietana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2011