Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jiménez traslada a Clinton su apoyo para cerrar Guantánamo

España ha acogido ya a tres ex presos de los cinco prometidos

Wahington

Tras el primer encuentro en Washington entre la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, y la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, esta última agradeció el apoyo de España al compromiso -incumplido- del Gobierno de Barack Obama para cerrar el polémico centro de detención que Estados Unidos mantiene operativo en la base militar de Guantánamo (Cuba) desde hace ya nueve años.

Durante casi una hora de conversación en el Departamento de Estado, ambas repasaron temas como la situación en Túnez, Líbano, Afganistán o Haití.

"Ante todo quiero manifestar lo mucho que el presidente [Barack] Obama y yo apreciamos lo que España ha hecho hasta ahora", agradeció Clinton en la rueda de prensa posterior al encuentro.

La ministra afirma que EE UU ayudará a descontaminar Palomares

A Jiménez se le preguntó si el Gobierno español estaba decepcionado por el hecho de que la Administración demócrata no hubiera cerrado en enero de 2010, tal como se comprometió, el centro de detención creado en la etapa de George W. Bush.

Contestó Jiménez y contestó Clinton. Ambas pusieron el acento en la determinación de clausurar el penal: "Estamos absolutamente comprometidos con cerrar Guantánamo. Sucede que es algo un poquito más complicado de lo que creíamos cuando fijamos ese objetivo", dijo Clinton. La jefa de la diplomacia española agregó: "Continuaremos con nuestros mejores esfuerzos junto a nuestros aliados europeos para ayudar a alcanzar este fin. Lo hacemos porque somos amigos, aliados, y creemos que es una buena decisión".

España aceptó acoger a cinco ex reclusos de Guantánamo, de lo que hasta ahora han llegado tres (un palestino, un yemení y un afgano). EE UU espera que Zapatero cumpla su palabra y recibirá al menos a otros dos.

Jiménez aseguró ayer que Clinton le ha expresado su "firme compromiso" de hallar una solución al problema del suelo contaminado por la caída de dos bombas nucleares en Palomares (Almería) en enero de 1966. Según la ministra, el Departamento de Estado está "a la espera de concluir unos informes técnicos para poder enviar una delegación al terreno y ver de qué manera pueden ayudar". El pasado 21 de diciembre, España envió una nota verbal a Washington en la que exigía abordar la limpiza de Palomares "sin dilaciones" y que EEUU se lleve el medio kilo de plutonio que sigue allí enterrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de enero de 2011