_
_
_
_
_
Reportaje:

Arquitectura que viene del norte

Una muestra reúne propuestas noruegas que rompen tópicos

Cuando uno piensa en Noruega, generalmente se equivoca. ¿IKEA? Suecia. ¿Nokia? Finlandia. ¿Salmón ahumado? Ahí sí, pero Noruega es mucho más.

El Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) acaba de inaugurar una exposición que rompe tópicos sobre el país: Snøhetta: arquitectura, paisajismo, interiorismo. "Para hacer ciudad, necesitas dinero, y hasta los sesenta, cuando descubrimos petróleo, Noruega era un país pobre de pescadores y granjeros", explica Kjetil Thorsen, socio fundador del estudio Snøhetta. Desde entonces el oro negro ha construido una nueva nación que arquitectónicamente dista mucho de la imagen de casitas de madera y puertos congelados.

En la Fundación COAM, una ultratecnológica mesa táctil muestra los vanguardistas diseños del estudio noruego más internacional. Conocido sobre todo por proyectar la Ópera de Oslo (Premio Mies Van Der Rohe 2009), Snøhetta ha firmado obras como la Biblioteca de Alejandría y el pabellón en memoria del 11-S en la Zona Cero (que se inaugurará el 11 del 11 de 2011). Tocando la mesa de cristal con las manos, el visitante puede explorar los interiores, ampliar las fotos y girar los planos de decenas de edificios. A lo Minority report, de Tom Cruise.

La mesa táctil es de lo más llamativo de la exposición, pero no lo único: también hay proyecciones, fotos de gran formato, animaciones informáticas y maquetas espectaculares creadas por un robot que posee el estudio en Oslo. Entre las obras, hay desde diminutos miradores para observar renos que se integran en las montañas noruegas, hasta faraónicos rascacielos plantados como naves espaciales en medio del desierto de los Emiratos Árabes. "Lo más importante para entender nuestra obra es cómo trabajamos", explica Thorsen, que agradece el clima primaveral de la semana pasada en Madrid.

El estudio, con 115 empleados de 15 nacionalidades, donde la jerarquía no existe y la paridad de género es total, ha inventado palabras como "transposicionamiento". Consiste en que cada especialista puede realizar (al menos en las fases de planificación) el trabajo del otro. "El arquitecto hace de ingeniero, el ingeniero de decorador, el decorador de artista... no solo te reúnes con él, sino que te pones en su piel", dice Thorsen. Los empleados usan el estudio para celebrar sus bodas y los cumpleaños de sus hijos y cada año escalan todos juntos el monte Snøhetta, aunque el estudio no se llamó así por el pico, sino porque sus primeras oficinas estaban en lo alto de un pub bautizado como la cadena montañosa. Ese sentido del humor y el espíritu conciliador que destilan los proyectos son quizás la lección noruega más importante de la muestra.

Snøhetta: arquitectura, paisajismo, interiorismo. Fundación COAM. Piamonte, 23. Hasta el 20 de febrero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
El arquitecto noruego Kjetil Thorsen en su exposición del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
El arquitecto noruego Kjetil Thorsen en su exposición del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.C. ÁLVAREZ

Ruta 'norsk', versión castiza

Un licor que da la vuelta al mundo, literatura femenina o el nacimiento del esquí en la sierra. Noruega se recorre sin salir de Madrid. Un buen sitio para empezar: www.noruega.es.

- La Loma del Noruego

Los primeros esquís que se deslizaron por Guadarrama los fabricó un maderero noruego, Birgen Sörensen, que trabajaba en la calle de Argumosa a principios del siglo XX. Gracias a sus tablas, un grupo de alumnos de la Institución Libre de Enseñanza formaría el primer Club Alpino Español. La Loma del Noruego, una senda de Cotos al Alto de las Guarramillas, honra su memoria.

- Agua de la vida en Olsen

Las barricas del aguardiente noruego Linie Aquavit cruzan dos veces el Ecuador en barco para alcanzar su sabor. El licor se puede probar en el restaurante Olsen (Prado, 15; www.olsenmadrid.com), especializado en comida nórdica y decorado con minimalismo escandinavo. En temporada también sirven cangrejo rojo real, una delicatessen noruega que llega a medir dos metros.

- Literatura del frío

"En 1900, gracias a la Biblia y al frío ya no había analfabetos en Noruega", dice el editor Diego Moreno de Nórdica (www.nordicalibros.com). Edita clásicos como Ibsen y nuevos best sellers como La casa del mirador ciego, de Herbjørg Wassmo, una de las autoras de la antología Mujeres de los fiordos. "Pero mi autor favorito, y el de Fante, Bukowski o Hesse es Knut Hamsun", dice, "un Nobel proscrito por su apoyo a los nazis". En la librería Tierra de Fuego (Conde Duque, 3; www.tierradefuego.es) tienen más de 600 referencias nórdicas. Además organizan presentaciones con autores noruegos y viajes al país.

- Skrei, bacalao pata negra Se llama "el nómada" porque nada miles de kilómetros desde el mar de Barents hasta las islas Lofoten. Resultado: carne blanca, sin grasa y deliciosa. La temporada del bacalao skrei está a punto de empezar: dura de febrero a abril. En www.mardenoruega.com hay recetas y listas de locales en Madrid para degustarlo (además de información sobre el rey de la casa, el salmón). El martes 25, los chefs Francis Paniego y Rodrigo Lacalle, elaborarán dos presentaciones de skrei en Madrid Fusión.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Patricia Gosálvez
Escribe en EL PAÍS desde 2003, donde también ha ejercido como subjefa del Lab de nuevas narrativas y la sección de Sociedad. Actualmente forma parte del equipo de Fin de semana. Es máster de EL PAÍS, estudió Periodismo en la Complutense y cine en la universidad de Glasgow. Ha pasado por medios como Efe o la Cadena Ser.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_