Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jordi Dauder, honor de los Gaudí

El actor Jordi Dauder (Barcelona, 1938) será una de las estrellas de la gala hight tech de los premios Gaudí que se celebrarán esta noche en el teatro Arteria (TV-3 la retransmite a partir de las 22.00 horas). Recibirá el premio Gaudí de Honor en homenaje a su dilatada trayectoria profesional como actor y escritor.

Empezó a estudiar Medicina, pero por su activismo tuvo que exiliarse a París en 1957. Allí viviría la revolución del mayo francés de 1968. "Aprendí que la revolución es posible y necesaria", explica. Su padre, dramaturgo, era un hombre de izquierdas y pasó cinco años preso en una prisión de Valencia encarcelado por el régimen franquista. Ambos hechos vitales hicieron que Dauder, que ha mantenido su compromiso político de izquierdas, se decantara por la interpretación. "Empecé en la sala Beckett en el teatro Fronterizo de Sanchís Sinisterra, llevamos 30 años trabajando juntos y muy pronto abriremos en Madrid una nueva sala, La Corsetería", dice el actor. Aunque empezó a dedicarse de manera profesional a la interpretación profesional relativamente tarde, en la década de 1980, pocos papeles importantes se le han escapado encima de un escenario. Sus apariciones en la serie de TV-3 Nissaga de Poder le confirieron popularidad entre el gran público, pero él sigue prefiriendo el teatro. En cine, ha participado en numerosas películas y en 2008 obtuvo un goya por su interpretación de un sacerdote del Opus Dei en Camino, de Daniel Freser y un gaudí por su papel en Azaña, cuatro días de julio, de Santiago de Miguel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de enero de 2011