Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'nuevo Constitucional' arranca con más de tres años de retraso

Los cuatro magistrados elegidos por el Senado toman posesión hoy

La renovación parcial del Tribunal Constitucional del tercio que corresponde designar al Senado se inició ayer, con más de tres años de retraso, con la jura o promesa ante el Rey de los cuatro nuevos magistrados constitucionales, en presencia del presidente José Luis Rodríguez Zaspatero y del ministro de Justicia, Francisco Caamaño.

Luis Ignacio Ortega y Adela Asúa, propuestos por el PSOE, prometieron sus cargos sobre un ejemplar de la Constitución, y Francisco José Hernando y Francisco Javier Pérez de los Cobos, propuestos por el PP, prestaron juramento. A la ceremonia asistieron el presidente del Senado, Javier Rojo, la presidenta del Constitucional, María Emilia Casas, y el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar.

La elección del nuevo presidente se convocará la próxima semana

Los cuatro nuevos magistrados tomarán hoy posesión de sus cargos en una solemne ceremonia en la sede de la institución, en la que cesarán los magistrados salientes, la presidenta María Emilia Casas, el vicepresidente Guillermo Jiménez y los magistrados Vicente Conde y Jorge Rodríguez-Zapata. Tas la lectura de los reales decretos de nombramiento de los nuevos, se les impondrá a estos la medalla de magistrado del Tribunal Constitucional.

A continuación, pasará a ocupar el sillón presidencial el magistrado de mayor edad, Javier Delgado Barrio, que actuará de presidente en funciones. Delgado tiene que convocar el pleno que elegirá al nuevo presidente de la institución, lo que, según fuentes del Tribunal, podría cumplimentarse la próxima semana.

En el Salón de Plenos coincidirán hoy tres ex presidentes del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial: el propio Javier Delgado Barrio, el nuevo magistrado Francisco José Hernando y Pascual Sala, que precedió a los dos y que es uno de los candidatos a nuevo presidente del alto tribunal.

En el pleno que se celebre para nombrar presidente, participarán 11 magistrados, ya que al no haberse renovado el tercio del Congreso continúa vacante la plaza del fallecido Roberto García-Calvo.

Para la designación de presidente en primera votación se precisa mayoría absoluta, pero al ser 11 magistrados saldrá elegido el que obtuviera seis. En segunda votación, el que obtuviera más sufragios. En caso de empate (por ejemplo, si se presentan tres candidatos y dos de ellos obtienen cinco votos) se procedería a una tercera votación. De reproducirse el empate, se nombraría al de mayor antigüedad y en caso de igualdad, al de mayor edad. No obstante, el nuevo presidente solo lo será hasta que se renueve a los magistrados del Congreso, momento en que habrá que proceder a una nueva elección.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2011