Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta del Constitucional critica al Parlamento por la tardía renovación del Tribunal

Maria Emilia Casas se despide en el acto de nombramiento de los cuatro nuevos magistrados propuestos por el Senado

La presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, se ha despedido de su cargo con un duro discurso en el que ha criticado "el notorio retraso de más de tres años en la renovación del Tribunal" y que por primera vez en la historia haya quedado constituido por 11 magistrados a pesar de que la Constitución dispone que sean 12. Sin atribuir culpas ni responsabilidades, la presidenta ha dicho que el incumplimiento de los plazos para que las cámaras renovasen el Tribunal supone "un incumplimiento grave de la Constitución que perjudica la calidad de nuestra democracia".

La presidenta Casas se ha expresado así en el discurso que ha precedido a la toma de posesión en la sede del Tribunal Constitucional, de los cuatro nuevos magistrados designados por el Senado, Adela Asúa y Luis Ignacio Ortega, propuestos por el PSOE, y Francisco Hernando y Francisco Pérez de los Cobos, avalados por el PP.

Casas ha criticado también que la legitimidad de origen del Tribunal Constitucional se ve empañada si las designaciones no se llevan a cabo en el tiempo previsto y "quedan embarradas por todo tipo de cábalas y supuestas negociaciones políticas llevadas a cabo al margen del Parlamento". Especialmente dura ha sido en su recuerdo al fallecido magistrado Roberto García-Calvo al señalar que "la tristeza por su muerte se ahonda ante la constancia de que el Congreso no ha encontrado el tiempo preciso para cubrir su vacante".

En su discurso de cierre tras los 12 años en que ha permanecido en el Tribunal, la presidenta se ha referido a la sentencia sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña señalando que ha sido la respuesta fundada en derecho al recurso del PP interpretando el Estatuto catalán "a la luz de la Constitución de todos". En último término "la crítica del tiempo nos dirá en qué medida la sentencia ha conseguido el acierto al ensamblar los principios de unidad y auntonomía que conforman España".

La presidenta ha pedido que las personas que ocupan cargos públicos realicen declaraciones "con la mesura y el respeto institucional" que su cargo merece y ha criticado "el uso abusivo de la figura de la recusación de magistrados constitucionales, posibilidad que se encuentra extendida en algunos ordenamientos y muy restringida en otros".

El diputado popular Federico Trillo ha replicado al discurso de la presidenta diciendo que era "un digno colofón a la etapa más negra del Tribunal". Por su parte, el nuevo presidente en funciones, Javier Delgado Barrio, ha declarado constituido el nuevo Tribunal Constitucional dejando constancia de su "anómala situación", en consonancia con la alocución de Casas.