Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los magistrados del Constitucional abren consultas para elegir presidente

Pascual Sala y Manuel Aragón encabezan las quinielas, pero "todo está en el aire"

"Todo está en el aire, no se sabe. En estos tres días se van a decantar las cosas". Es la opinión mayoritaria de los magistrados del Tribunal Constitucional, que el próximo jueves elegirán a su nuevo presidente, tras la renovación parcial de los cuatro magistrados del Senado. Así pues, entre el lunes y el miércoles se mantendrán consultas entre los 11 magistrados, siete del sector progresista y cuatro del bloque conservador, para elegir presidente a partir de las 11 de la mañana del jueves. Aunque alguno de los presidenciables, como Manuel Aragón, ya ha conversado en la sede del Tribunal con algunos de los cuatro magistrados recién incorporados.

Las nuevas incorporaciones han desequilibrado la adscripción en sectores ideológicos que se atribuye a los magistrados. Siete de ellos forman parte del llamado sector progresista: Elisa Pérez Vera, Eugeni Gay, Pascual Sala, Manuel Aragón, Pablo Pérez Tremps, Adela Asúa y Luis Ignacio Ortega. Los dos últimos, recién incorporados, no cuentan en la práctica para el cargo de presidente o vicepresidente. Por la misma razón, de los cuatro conservadores solo cuentan Javier Delgado, presidente en funciones, y Ramón Rodríguez Arribas, ya que Francisco Hernando y Francisco Pérez de los Cobos acaban de acceder al Tribunal.

El presidente en funciones pide al Congreso la renovación urgente

Atendiendo a la lógica matemática, el cargo de presidente recaería en uno de los siete magistrados del bloque mayoritario. Y atendiendo a la lógica institucional, de entre estos deberían quedar descartados los que, procedentes del Congreso, finalizaron su mandato el pasado noviembre: Pérez Vera, Eugeni Gay y el conservador Javier Delgado.

De los cuatro resultantes, las quinielas se decantan entre el magistrado Pascual Sala, favorito de un amplio sector del Gobierno y de los progresistas del Tribunal, frente a Manuel Aragón Reyes, favorito del ministro de Justicia, Francisco Caamaño y al que votarían en bloque los conservadores del Tribunal, a los que apoyó en la cuestión de llevar al fallo de la sentencia del Estatuto catalán la ineficacia jurídica del término "nación".

Sin embargo, en alguna quiniela ha aparecido Eugeni Gay como posible candidato, aunque él ha dicho que no le gusta aparecer en esos términos. Según las fuentes consultadas, Gay no contaría con apoyos para salir elegido, pero podría distorsionar la elección si se vota a sí mismo.

Al pleno del jueves se llegará sin candidaturas formales. Los magistrados eligen a su presidente señalando con una cruz a su candidato en una lista en la que están incluidos todos ellos. Es habitual que, tras los contactos previos, los presidenciables se voten a sí mismos. Y si Gay lo hace, restaría un voto progresista a Sala, que descontado también el voto de Aragón, quedaría con un total de cinco. Aragón, contando con los cuatro votos conservadores y el suyo propio, empataría con Sala. Si se llegase a la tercera votación con empate entre Sala y Aragón, saldría elegido el primero, pues ambos tienen la misma antigüedad, pero Sala es de mayor edad.

Para salir elegido, Aragón precisaría al menos del voto de un progresista. Es dudoso que consiga el del catalán Eugeni Gay, y menos aún, el de los demás veteranos del Tribunal, que le culpan de haber hecho fracasar las cinco ponencias de Pérez Vera a la sentencia del Estatuto. Le quedan como posibilidad teórica, aunque dudosa, los de Asúa y Ortega. Si Gay se inclina en segunda votación por Pascual Sala, este podría salir elegido por seis votos frente a cinco. Para vicepresidente, todas las miradas giran hacia el conservador Ramón Rodríguez Arribas.

Pero tras la última elección, que en 2004 arrebató a Vicente Conde una presidencia cantada debido a las maniobras de sus correligionarios, Jorge Rodríguez Zapata y el fallecido Roberto García-Calvo, nadie en el Tribunal tiene hoy por seguro a ningún candidato.

Y aunque nada apunta a que haya un próximo acuerdo entre PSOE y PP para renovar a los magistrados del Congreso, fuentes parlamentarias señalaron que el presidente en funciones, Javier Delgado Barrio, llamó el viernes a los portavoces parlamentarios urgiéndoles a ponerse de acuerdo para proceder a la renovación pendiente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de enero de 2011