Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP | CARTAS DE GÜRTEL REVELAN LA CONNIVENCIA ENTRE LA RED Y LÓPEZ VIEJO

"Nos hacen cambiar facturas de una consejería a otra y no se hacen cargo"

La firma MQM se llevó comisiones de hasta un 11,5% por actuar de pantalla

Cartas y correos electrónicos intervenidos por la policía reflejan los tejemanejes entre la trama Gürtel y ex altos cargos del Gobierno de Esperanza Aguirre para lograr que el montaje de los actos de la Comunidad de Madrid recayese en sociedades de la red corrupta que dirigía Francisco Correa. El último informe de la Unidad de Blanqueo de Capitales sobre la empresa Marketing Quality Management (MQM), utilizada por la red como pantalla de sus operaciones con la Comunidad, concluye que el ex viceconsejero de Presidencia de Aguirre, Alberto López Viejo, era la persona a quien acudía la red para desbloquear las pegas que surgían con las facturas.

López Viejo -el cargo público que organizaba en las distintas consejerías los actos en los que intervenía la presidenta Aguirre- y también su hombre de confianza en Vicepresidencia, Pedro Rodríguez Pendas, no solo encargaban los actos en que intervenía Aguirre. También daban instrucciones a la red, según el informe policial, de cómo había que fraccionar las facturas e indicaban a qué funcionarios de la Comunidad había que remitirlas.

Correa inflaba un tercio el importe de las facturas para las comisiones

Carta al ex consejero: "Como bien sabes, tenemos problemas para cobrar"

Algunas consejerías se dieron cuenta de que las facturas llegaban troceadas

MQM y el Grupo Rafael facturaron cuatro millones al Gobierno de Aguirre

Aun así, surgían problemas, dado que algunas consejerías se daban cuenta de que las facturas llegaban troceadas, lo que vulnera la ley, y ponían pegas para abonarlas. Era entonces cuando la red apelaba a López Viejo (que también llegó a ser consejero de Deportes) o a Rodríguez Pendas para que desbloqueasen los pagos.

Tras ser implicado en estos amaños, Rodríguez Pendas pidió declarar ante el juez Pedreira, si bien luego rehusó contestar preguntas y se limitó a entregar un escrito exculpatorio en el que afirmó que él siempre siguió las órdenes del ex consejero. "(...) Alberto López Viejo me decía con qué empresa había que contactar para cada evento, cuándo había que hacerlo, qué había que solicitar y quién era la persona de contacto", expuso. López Viejo es uno de los políticos del PP supuestamente sobornados por Gürtel. El juez Pedreira le ha impuesto una fianza de 750.000 euros. La UDEF ha incorporado al sumario un archivo informático hallado en registros a sociedades de la trama bajo el nombre "Estimado Alberto2.doc", que avala los amaños entre la red y quien fuera hombre de confianza de la presidenta. Se trata de una carta remitida a López Viejo. Empieza así: "Estimado Alberto. Como bien sabes estamos teniendo muchos problemas para cobrar en la Comunidad [de Madrid] y a continuación te detallo los problemas más usuales que tenemos" para el cobro de facturas: "(...) Nos hacen cambiar facturas de una Consejería a otra y ninguna se quiere hacer cargo y les pasan la pelota a otras y así continuamente". "En la Consejería de Empleo y Mujer estamos teniendo muchos problemas porque tiene unas cuantas facturas retenidas Rosario Jiménez, ya que dice que de esos actos, al pasar de 12.000 euros, tenían que haberse hecho por contrato y no desglosar las facturas". "En la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, Mar Gil siempre nos dice que ya están las facturas y es mentira"...

Al margen de estos contactos, el informe policial destapa, además, que la principal empresa que Correa usó como pantalla para evitar sospechas de amaños era MQM. Esta firma facturó al Gobierno de Aguirre en 2007 casi tres millones. Por cada acto, cualquier otra empresa habría cobrado un tercio menos que Correa. El informe evidencia el sobreprecio que se pagó, por ejemplo, por la escenografía de la entrega de la medalla de Madrid por parte de Esperanza Aguirre a los Príncipes de Asturias, el 12 de septiembre de 2007, en la sede de la presidencia regional de la Puerta del Sol. Según la UDEF, el acto lo montó la empresa Gürtel Easy Concept, pero bajo la tapadera de MQM, que se llevó por ello una comisión del 11,5%. Su coste real fue de 39.143 euros, pero fue facturado al Gobierno de Aguirre por 65.475 euros (26.331 euros de beneficio).

MQM se ponía de escaparate para conseguir las contratas de los actos de la Comunidad relacionados con mercadotecnia y escenografía. Pero era la red Gürtel quien realmente realizaba esos trabajos, cobraba por ellos cantidades muy infladas y pagaba con el sobreprecio comisiones a políticos y a la empresa testaferro. Correa tenía una veintena de sociedades, pero muchas de ellas las tenía quemadas como multiadjudicatarias de actos de la Comunidad. Por eso buscó empresas pantalla: fundamentalmente MQM y el llamado Grupo Rafael, que facturó un millón a la Comunidad entre 2005 y 2008. Se trataba de disimular, que en la competencia no corriera la voz de que la Comunidad de Madrid siempre daba sus actos a las mismas sociedades. Formalmente, MQM se adjudicó una veintena de actos de Aguirre. Pero los obreros que los ejecutaban eran los de la firma Diseño Asimétrico; es decir, Correa, que pagaba a MQM comisiones de entre un 5% y un 11,5% por actuar de testaferro.

Eran encargos a dedo, muchas veces a través de llamadas telefónicas. Las facturas se troceaban por debajo de los 12.000 euros para escabullir la ley que obliga a sacar a concurso cualquier obra que rebase esa cuantía. Todo funcionaba así, según el informe policial: si Aguirre participaba en un acto en la Consejería de Sanidad, López Viejo o su asesor Rodríguez Pendas encargaban su montaje a Correa o a sus empresas testaferro. Correa remitía las facturas a la Consejería en la que se hacía el acto. Pero a veces las inflaba tanto que tenían que trocearlas por debajo de 12.000 euros y las consejerías ponían pegas para abonarlas, conscientes de que se vulneraba la ley. Es cuando Correa o sus empleados, por orden suya, se ponían en contacto con Rodríguez Pendas o López Viejo para que desbloqueasen la situación. El acto de los príncipes motivó el siguiente correo electrónico de una empleada de la firma Easy Concept ("paula@easyconcept.net") al número dos de la trama, Pablo Crespo (gerencia@fcsgrupo.com):

"Hola, Pablo, te cuento cómo ocurrió lo del acto de los Príncipes de Asturias. (...) Me lo contrató Pedro Rodríguez Pendas por teléfono la semana anterior. Él expresamente me contó que como no había dinero en el contrato, se facturara fuera del mismo (...) El presupuesto aumentó con extras durante el acto. Todas estas facturas se prepararon para que MQM las facturase a la Comunidad (...) Antonio Martín [funcionario] las paró y no dijo nada a Julia López Valladares de Presidencia. Una vez que se lo dijo fue cuando Julia le comentó que MQM solo puede facturar una inferior a 12.000 euros y el resto [del dinero] otras empresas, y en ello estamos (hay una de Dimo y otra de Impacto), pero el resto tiene que ser del Grupo Rafael, ya que nosotros, con nuestras empresas, también estamos facturando otras que MQM no quiere (...) Si tienes cualquier duda, dímelo", concluye el revelador correo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de diciembre de 2010