Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

140 Ayuntamientos eluden la fiscalización de sus cuentas

La Cámara de Cuentas halla incidencias en varios municipios- La entidad estima que la Comunidad no presta suficiente asistencia contable

Todos los Ayuntamientos de la Comunidad de Madrid están obligados a rendir sus cuentas generales a la Cámara de Cuentas para que esta las fiscalice. Por ley. Pero no lo hacen. De las 222 entidades locales (Ayuntamientos y mancomunidades) de la región, 140 no entregaron la contabilidad de 2008 al órgano fiscalizador, algo de lo que la Cámara se queja en su último informe, del 18 de noviembre. "Se resalta el incumplimiento de la obligación de rendición de cuentas", asegura. Ni siquiera dándoles más tiempo. El 63% de los municipios no había presentado la documentación a 31 de mayo de este año. Se supone que debían hacerlo antes del 1 de octubre de 2009.

Entre las cuentas que sí ha revisado, la Cámara ha hallado varias irregularidades, sobre todo en contratación. En 31 contratos de 15 municipios no hubo la suficiente concurrencia.La propia Cámara de Cuentas responde a por qué casi 4 de cada 10 entidades locales (además de los municipios, deben rendir cuentas también las mancomunidades) no le enviaron la documentación necesaria para fiscalizarlas. Básicamente, porque no pueden. "Un gran número aduce la falta de medios materiales y humanos", asegura el informe. De ahí que, en sus recomendaciones finales, el órgano invite a la Comunidad de Madrid a ayudar más a los Ayuntamientos. El Gobierno regional "debería" informarles y "poner a su disposición los medios necesarios de asesoramiento y asistencia técnica para ayudarles a rendir las cuentas generales en tiempo y forma", concluye el informe.

Las conclusiones de la Cámara destacan este año un problema en la contratación de los Ayuntamientos. En "diversos expedientes" adjudicados mediante procedimiento regulado sin publicidad "no se ha conseguido la mínima concurrencia exigida por ley". Los órganos de contratación, continúa el texto, se limitaron a "una apariencia de concurrencia". Por ejemplo, invitando a empresas que no se dedican al objeto del contrato, o que pertenecen al mismo grupo empresarial que las otras o comparten órganos de administración y dirección con ellas. Estos son algunos ejemplos de irregularidades detectados por la Cámara:

- Concurrencia. La Cámara destaca que hay 15 Ayuntamientos con contratos por procedimiento negociado en los que no hubo suficiente concurrencia. En total, son 31 los expedientes que señala, de los cuales 13 corresponden al Ayuntamiento de Madrid. Entre ellos, está la redacción del anteproyecto para el contrato de concesión de obra pública de los centros deportivos municipales de Mistral, Doctor García Tapia, Montecarmelo y Ensanche de Vallecas; la redacción del proyecto de construcción de dos escuelas infantiles en La Piovera (Hortaleza) y Valdezarza (Moncloa-Aravaca); el contrato para la redacción del estudio de viabilidad de los mercados municipales de Sanchinarro y Las Tablas, etcétera. Entre los municipios grandes, también Fuenlabrada, Majadahonda, Móstoles y Rivas tienen contratos con problemas de concurrencia.

- Errores en el procedimiento. Hay otros expedientes en los que diferentes errores llevan también a problemas de concurrencia. La Cámara se fija, por ejemplo, en ocho contratos (en Las Rozas, Majadahonda, Meco y Pozuelo), adjudicados mediante proceso negociado sin publicidad, en los que el órgano de contratación "pudo haber celebrado un procedimiento abierto dividido en dos lotes, procurando así una libre concurrencia que es garantía de los principios de libertad de acceso a las licitaciones y de eficiencia en el empleo de los recursos públicos".

- Colegio sin sanción. A la Cámara también le llama la atención un contrato del Ayuntamiento de Alcobendas, tramitado de forma urgente, para hacer obras en un colegio público. La adjudicataria se comprometía a acabar la reforma en plazo (era la oferta más cara por eso), pero finalmente no lo respetó y además encareció el precio final. Pese a que el Consistorio había establecido sanciones en caso de retraso, finalmente, no se aplicaron, destaca el informe.

- Criterio discriminatorio. "La cercanía no puede utilizarse como criterio de adjudicación, ya que es discriminatorio", asegura la Cámara. Se refiere a un contrato de Collado Villalba que establecía que el empate entre las empresas se dirimiría teniendo en cuenta la dirección de las empresas.

- Falta de homogeneidad. La Cámara de Cuentas se queja de que no puede comparar la evolución de las principales magnitudes económicas del sector público local. "Las cuentas rendidas en cada ejercicio no son siempre las mismas", asegura. Lo que "implicaría la falta de homogeneidad en cualquier intento de comparativa", concluye.

- La contabilidad municipal. La Cámara de Cuentas elabora una lista con las cifras más relevantes (deuda, gastos por habitante, inversión...) de cada Ayuntamiento. Destaca Madarcos por ser el Consistorio que más gasto hace por habitante (9.950 euros). Galapagar es el que menos gasta por cada vecino (743,27 euros). Madarcos es, también, el que más inversión tiene por habitante (6.689 euros).

Datos del informe

- El órgano fiscalizador de la Comunidad de Madrid señala que solo un 9% del total

de entidades locales habían rendido las cuentas en

el plazo legal.

- La Cámara de Comercio revela que 15 Ayuntamientos nunca han presentado

sus cuentas pese a estar obligados por ley a hacerlo. Por tanto, tienen nueve ejercicios pendientes de que la Cámara de Cuentas los fiscalice (desde 2000 a 2008).

- Entre los grandes municipios, Arganda (51.500 habitantes) lleva siete ejercicios sin presentar

sus cuentas. Aranjuez, Parla, San Sebastián de los Reyes

o Torrejón tampoco las

han presentado desde 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de diciembre de 2010

Más información