Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PAPELES DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO | EL ACOSO AL FUNDADOR DE WIKILEAKS

La fiscalía sueca presenta cuatro cargos de agresión sexual

La acusación alega que se produjeron tres episodios de acoso con dos mujeres distintas - El abogado de Assange habla de "maniobra política"

La vida personal de Julian Assange irrumpe de manera violenta en su trayectoria como adalid de la transparencia. El ideólogo y fundador de Wikileaks se enfrenta ahora a la justicia, pero no por un caso de espionaje, sino para responder a cuatro cargos de agresión sexual.

Los hechos se remontan al mes de agosto.

Todo transcurrió en apenas cinco días, según se deduce de la documentación aportada por la fiscalía sueca. Gemma Lidfield, abogada que representó ayer a las autoridades del país escandinavo ante el Tribunal de Westminster al que acudió Assange, especificó los cargos que pesan sobre el australiano.

En la noche del 14 de agosto, Julian Assange mantuvo un primer encuentro sexual, según relata la fiscalía sueca, con Miss A., voluntaria de Wikileaks.

La defensa alude a una disputa sobre sexo sin protección pero consentido

El fundador de Wikileaks ha recibido múltiples amenazas de muerte

Miss A. relata en su denuncia que Assange utilizó el peso de su cuerpo para inmovilizarla y mantener una relación sexual.

Además, Miss A. sostiene que el australiano, de 39 años, le obligó a practicar sexo sin preservativo en contra de su expreso deseo. Por estos motivos se le acusa de coerción ilegal y de acoso sexual.

La propia Miss A. fue objeto de un segundo ataque por parte del cerebro de Wikileaks. Se produjo cuatro días más tarde, el 18 de agosto. En esta ocasión, la mujer asegura que sufrió el acoso de Assange "de una manera dirigida a violar su integridad sexual".

El cuarto cargo contra el australiano se sitúa entre estos dos episodios, el día 17 de agosto. En este caso, una mujer que es identificada como Miss W. acusa a Assange de haber mantenido con ella relaciones sin preservativo mientras ella dormía.

El abogado de Assange en Reino Unido, Mark Stephen, lleva varios días expresando su preocupación por que el líder de Wikileaks pueda ser extraditado a Suecia como escala para una posterior extradición a Estados Unidos. La orden de captura para ser interrogado en Estocolmo, sostiene, podría ser una "maniobra política", según señaló a la BBC.

La línea de la defensa consistirá en evitar que su cliente tenga que acudir a testificar en Suecia.

El fundador de Wikileaks ha recibido múltiples amenazas de muerte en los últimos días. Muchas de ellas han sido públicas y se han producido desde sectores ultraconservadores de las filas republicanas.

Los abogados de Assange reclaman que las acusaciones derivan de una "disputa sobre sexo sin protección pero consentido" y arguyen que las mujeres solo presentaron denuncia tras haber sabido cada una de la relación de la otra.

Mientras, desde Estocolmo, la fiscal superior Marianne Ny manifestó que la posibilidad de que el australiano sea extraditado a Estado Unidos es "hipotética" y señaló que la orden de arresto que envió no fue elaborada con ese propósito.

Daniel Domscheit-Berg, ex portavoz alemán de Wikileaks, sugirió a Assange días antes de ser expulsado de la organización en septiembre que debía apartarse de la primera línea para que sus asuntos personales no contaminaran las filtraciones.

Assange pasó ayer su primera noche entre rejas. El juez le ha denegado la libertad condicional arguyendo que existe un peligro de fuga. Permanecerá allí hasta el 14 de diciembre.

Mientras tanto, la organización sigue adelante, tal y como anunciaba en su Twitter. La publicación de filtraciones continúa y la plataforma cuenta con más de 700 páginas espejo, que permiten acceder a la información.

Cabe esperar que Kristinn Hrafnson, que en los últimos tiempos viene ejerciendo de portavoz adjunto de Wikileaks, asuma un mayor protagonismo en los próximos días.

Graves acusaciones

- Primer cargo. Una mujer identificada como Miss A. ha acusado a Assange de "coerción ilegal" en la noche del 14 de agosto. La mujer argumenta que el experto informático utilizó el peso de su cuerpo para inmovilizarla con intención sexual.

- El segundo cargo mantiene que Assange "acosó sexualmente" a la misma Miss A. al practicar

el sexo con ella sin condón en contra de su "deseo expreso" de usar uno.

- El tercer cargo que se le imputa es que, el pasado 18 de agosto, el sospechoso "acosó deliberadamente" a la misma persona "de un modo dirigido a violar su integridad sexual".

- El cuarto cargo se refiere a una segunda mujer, identificada como Miss W., que le acusa de haber mantenido relaciones sexuales con ella sin preservativo y mientras ella dormía, en el domicilio de esta en Estocolmo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de diciembre de 2010

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información