Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Caos sin precedentes en los aeropuertos | El estalido del conflicto

El Gobierno militariza el tráfico aéreo tras la huelga salvaje de controladores

Unos 300.000 pasajeros, atrapados en el inicio del puente de la Constitución - Los militares asumen el mando sobre las torres de control y los profesionales

El cielo español se sumió ayer en un caos completo. A las cinco de la tarde, en pleno arranque del puente de la Constitución, el aeropuerto de Madrid-Barajas cerró su espacio aéreo debido a que los controladores aéreos abandonaron sus puestos alegando que no se encontraban en condiciones psicofísicas para trabajar. La epidemia se extendió poco después a Baleares, y después a Canarias. Anoche todos los centros de control a excepción del de Sevilla estaban inoperativos. El aeropuerto de Barcelona pudo trabajar a medio gas a partir de las 10 de la noche. De los casi 5.000 programados programados durante el día, se operaron solo 3.300.

Todo obligó a cerrar buena parte del espacio aéreo español. El ministro de Fomento, José Blanco, pidió disculpas a los 300.000 viajeros afectados por el "chantaje" de los controladores, que les estaban "utilizando como rehenes". Y anunció que a partir de las 21.30 entrarían en vigor las disposiciones para garantizar el servicio. No lo citó expresamente pero se refería a medidas para facilitar la militarización del control aéreo, que el presidente del Gobierno firmó a las 22.45 horas.

El 90% de los profesionales dejó su puesto por "falta de condiciones"

Blanco califica de "chantaje" la actitud de los controladores

"Es una reacción que se ha gestado en las bases", dice un empleado

Balnco acua al gremio de hacer "chantaje" a los ciudadanos

Esa medida implica, según fuentes de Defensa, que efectivos del Ejército del Aire comenzaron anoche a tomar bajo su mando los centros de control de tráfico y las torres. Además se reforzaron los servicios en los aeropuertos controlados por militares (Salamanca, Torrejón, Cuatro Vientos, Albacete, Zaragoza, Albacete, Badajoz y León) para poder desviar a ellos vuelos civiles. Se preveía que las fuerzas de seguridad levantasen atestados de quién se había ausentado de sus puestos y se les buscase, para poner en conocimiento de la fiscalía cada caso. La fiscalía de Madrid abrió ayer diligencias por un posible delito de sedición, penado con hasta ocho años de cárcel.

Pasadas las dos de la madrugada, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, compareció ante los medios y criticó que, tras la presencia militar en los centros de trabajo, "la asistencia de los controladores ha sido desigual y a veces meramente formal, porque no prestan servicio".

Según AENA, la empresa pública que gestiona los aeropuertos, el turno de tarde comenzó con normalidad (entre las tres y las cuatro) pero hacia las cinco, mientras el sindicato USCA daba una rueda de prensa en Madrid, los controladores comenzaron a comunicar que no se encontraban en condiciones psicofísicas para trabajar y que en aplicación de la Ley de Navegación Aérea, abandonaban su puesto. AENA asegura que el 90% de los controladores tomaron esa actitud.

En el cambio de turno, a las 22.00, se incorporaron 12 controladores en el centro de Barcelona, con lo que partieron algunos vuelos. En Sevilla, siguió la normalidad. En Madrid los empleados del centro de control se presentaron pero no firmaron la hoja de servicio y no pudieron trabajar, por lo que tampoco operó la torre de Barajas, que sí tenía controladores. La web de Eurocontrol alertaba del cierre de prácticamente todo el espacio aéreo hasta las 8 de la mañana de hoy.

El colectivo ya se encontraba reunido en asamblea permanente desde la mañana en centros de trabajo y en hoteles, ya que esperaba medidas que les afectaban en el Consejo de Ministros. Los ya 10 meses de conflicto entre el Gobierno y los controladores se había calentado en las últimas semanas, con la negativa a trabajar de algunos controladores en Santiago al entender que ya habían sobrepasado las 1.670 horas de actividad máxima anual que había establecido la ley aprobada en mayo. El sindicato de controladores USCA había alertado desde hace meses que esa situación se iba a producir a final de año, pero AENA discrepa radicalmente del cómputo que realizaban.

Así que el Gobierno decidió aclarar el cálculo con un real decreto. En ese cómputo de horas no se incluyen "los permisos sindicales, las imaginarias [guardias localizadas] y las licencias y ausencias por incapacidad laboral". No se informó de que también se habían aprobado dos disposiciones por las que se les somete al mando de Defensa en caso de militarización del control y se les obliga a pasar un examen médico inmediato al pedir la baja.

Los controladores ya sospechaban por la mañana que las medidas del Consejo de Ministros irían en esa dirección. "Nos esperamos hasta que nos militaricen", espetó por la mañana el portavoz de USCA, Daniel Zamit. Fuentes de Fomento señalan que esas dos disposiciones se introdujeron en el último momento.

Los portavoces de USCA se hallaban reunidos anoche con los responsables del Ministerio de Fomento, donde se montó un gabinete de crisis, al que se unió el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, José Jiménez Ruiz. El presidente de USCA, Camilo Cela, envió un vídeo a las doce y media de la noche en el que pedía calma y profesionalidad a los controladores ante el "acoso" del Gobierno.

Rubén Casado, un controlador de Barcelona, explicaba que el plante había sido "una reacción que se ha gestado de las bases" ante el "atropello" que a su juicio supone el nuevo cómputo de horas. AENA considera que la secuencia de hechos hace inverosímil esa versión.

Lo que parece una huelga encubierta y salvaje en toda regla podía afectar a más de 300.000 pasajeros hasta medianoche, según los cálculos de AENA, ya que el parón no implica solo a los turistas que parten o se dirigen a España, sino a todo vuelo que cruce el espacio aéreo español.

Por situaciones así el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, hizo un llamamiento a los ciudadanos a no acudir a los aeropuertos y ponerse en contacto con sus compañías aéreas. Iberia canceló todos sus vuelos de salida desde España, si bien a medianoche esperaba volver a operar escalonadamente a partir de las ocho de la mañana. También Ryanair y otras cancelaron sus operaciones.

Cronología del conflicto

- 24-11-2009. El presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, cifra en 350.000 euros anuales el salario medio de los controladores en España.

- 2-12-2009. La directora de Navegación Aérea, Carmen Librero, anuncia cambios en el convenio de los controladores para abaratar costes.

- 29-12-2009. El ministro de Fomento, José Blanco, acusa a los controladores de realizar una huelga encubierta en los aeropuertos del archipiélago canario.

- 11-01-2010. La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) y AENA reanudan las negociaciones del segundo convenio colectivo del sector.

- 03-02-2010 Los controladores y AENA se acusan mutuamente de haber roto las negociaciones.

- 05-12-2010. El Consejo de Ministros aprueba un decreto ley que devuelve a AENA la gestión y el control del tráfico aéreo, que estaba en manos

de los controladores desde 1999.

- 26-02-2010 La USCA anuncia que está estudiando acciones legales contra el decreto gubernamental pero que no

va a convocar ninguna huelga.

- 15-04-2010. Entra en vigor la nueva ley por la que se fijan nuevas condiciones laborales para los controladores y la rebaja de salarios de este colectivo.

- 12-05-2010. La Audiencia Nacional desestima la demanda de conflicto interpuesta por la USCA contra la Ley.

- 12-05-2010. Las compañías aéreas acusan a los controladores de provocar retrasos y cancelaciones generalizados.

- 20-07-2010. El ministro Blanco anuncia que el Gobierno habilitará a controladores militares.

- 21-07-2010. AENA acusa a los controladores de organizar "una huelga encubierta" para presionar en la negociación del nuevo convenio.

- 23-07-2010. El Gobierno aprueba un real decreto por el que permite encomendar el control aéreo a controladores privados ajenos a AENA.

- 30-07-2010. El Ejecutivo aprueba un nuevo decreto que regula la jornada de los controladores, que se mantiene en 1.670 horas, más 80 extras.

- 03-08-2010. El 98% de los controladores autorizan a su sindicato a convocar una huelga.

- 13-08-2010. La USCA y AENA firman un preacuerdo que acepta las condiciones laborales establecidas por Fomento a cambio de flexibilizar la jornada laboral en función de la carga de trabajo de cada centro.

- 03-09-2010. Los controladores y Fomento celebran la primera reunión para negociar el segundo convenio colectivo del sector

- 07-10-2010. Los controladores abandonan la negociación de su segundo convenio con AENA por incumplimiento de acuerdos.

- 26-11-2010. La USCA anuncia cierres en el espacio aéreo de Galicia a partir del fin de semana, que se extenderán durante el mes de diciembre al conjunto de España, por el exceso de horas trabajadas.

- 30-11-2010. La USCA y AENA presentan en la mesa negociadora sus respectivas propuestas del segundo convenio colectivo.

- 03-12-2010. El Consejo de Ministros ratifica en un real decreto que el máximo de horas que pueden realizar los controladores será de 1.670. En protesta, los controladores abandonan a las cinco de la tarde masivamente sus puestos y obligan a decretar el cierre del espacio aéreo de los aeropuertos de Barajas, Baleares, Canarias y Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de diciembre de 2010

Más información