Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE logra que el Congreso no condene a Rabat

El PSOE logró ayer que el Congreso aprobara, solo con la abstención de ERC y el voto favorable de todos los demás grupos, una moción en la que se evita condenar expresamente a Marruecos por los incidentes del Sáhara. "El Congreso insta al Gobierno a condenar los incidentes violentos ocurridos en Agdam Izik y en El Aaiún con ocasión del desalojo el 8 de noviembre del citado campamento", asegura el primer punto del texto, extremadamente cuidadoso para evitar la mención expresa a Marruecos como responsable de los hechos.

El texto partía de una moción de la diputada de ICV, Nuria Buenaventura, y terminó con una enmienda transaccional firmada por todos los grupos, pero redactada por la socialista Elena Valenciano.

El contenido casi calca la aprobada en el Senado y en el Parlamento Europeo, sobre la idea de mantener una posición común, pero sin interferir en las relaciones con Marruecos. A lo más que se llega en el segundo punto es a "expresar a las autoridades marroquíes su preocupación ante las informaciones sobre violaciones de derechos humanos en el territorio del Sáhara Occidental" y a pedir a Marruecos "que respete el libre acceso de la prensa, los observadores independientes y las organizaciones humanitarias al Sáhara Occidental y su libre circulación dentro del territorio".

Defensa del Gobierno

Valenciano, en defensa de la moción, aseguró que las asociaciones de derechos humanos han denunciado a las autoridades de Rabat, pero también dio por hecho el balance de víctimas marroquíes en los incidentes, aportadas por el Gobierno de aquel país. Defendió la actuación del Ejecutivo español, frente a las acusaciones de otros grupos, especialmente los de la izquierda minoritaria, que arremetieron contra las autoridades de Marruecos. También el PP se sumó a la crítica al Gobierno y su portavoz, Francesc Ricomà, denunció la "irresponsable inacción" del Ejecutivo, primero "con silencio, después con evasivas y finalmente claudicación, renuncia" a defender los derechos humanos "para no disgustar al más fuerte de los actores del conflicto". Y portavoces como Aitor Esteban, del PNV, criticaron al PSOE por no haber permitido que se incluyera una condena expresa a Marruecos por su responsabilidad en los incidentes.

La resolución aprobada insta al Gobierno a "intensificar y profundizar las relaciones con el Frente Polisario como legítimo representante del pueblo saharaui".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 2010