Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS PAPELES DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO | Las reacciones sociales y políticas

Javier Couso: "El Gobierno nos aseguró que no interferiría"

Javier Couso, hermano del cámara de Tele 5 que murió en Bagdad el 8 de abril de 2003 tras recibir el disparo efectuado desde un tanque estadounidense, aseguró ayer que la familia ha sido recibida, a lo largo de los años que ha durado el procedimiento penal abierto en la Audiencia Nacional tras el fallecimiento de José, por distintos miembros del Gobierno -entre ellos los ex ministros de Justicia y Asuntos Exteriores, Juan Fernando López Aguilar y Miguel Ángel Moratinos y la ex vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega- y que todos les aseguraron que no habría interferencias gubernamentales en la investigación judicial.

"Por eso, leer los cables filtrados por Wikileaks sobre las presiones de la embajada de EE UU en Madrid para que se archivara el caso y la actuación de connivencia de algunos ministros ha sido tan doloroso", explica. López Aguilar y Moratinos, según uno de los telegramas de la legación, llamaron por teléfono al embajador después de que el juez Santiago Pedraz dictara las primeras órdenes de detención contra los tres militares involucrados en la muerte de Couso.

"También hablamos con el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido", prosigue. "Nos dijo que él no creía que España fuera competente para juzgar el caso pero que, si finalmente el Supremo determinaba que sí lo era, él apoyaría que se investigaran los hechos. Evidentemente, no ha sido así".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2010