Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASO PALAU

La fundación del Palau hace rectificar a Busquets en el caso de la financiación a CDC

El presidente interino del Orfeó alega ahora que no tenía toda la información

Donde dije digo, digo Diego... y suma y sigue. Por si ya no hubiera suficiente embrollo en todo el caso Palau, en las últimas semanas la gestión interna de la institución ha tomado aires casi de farsa. En el interregno que vive el Orfeó Català a la espera de las elecciones del próximo miércoles, el presidente interino de la institución ha liado aún más el caso. El pasado 12 de noviembre Josep Maria Busquets envió un escrito al juez contrario a la imputación en el caso del tesorero de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), Daniel Osàcar, y del secretario de Inmigración del partido, Àngel Colom. Ayer, el patronato de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana rechazó "por unanimidad" ratificar aquel escrito. Es decir, el propio Busquets ha acabado desmarcándose de su decisión de no seguir la unidad de acción ante el juez hasta ahora adoptada por las tres entidades -consorcio, fundación y asociación Orfeó Català- que conviven en el Palau.

El patronato no quiere aprobar las cuentas hasta que haya nueva junta

Fuentes del patronato han indicado que al final, Busquets se ha sumado al resto de los patronos al verse solo defendiendo su posición. Según las mismas fuentes, el presidente interino ha alegado ante el patronato que cuando tomó la decisión de no sumarse a las imputaciones pedidas por la fiscalía y el consorcio no disponía de suficiente información.

La reunión del patronato, de carácter extraordinario, fue convocada a petición de las tres administraciones -Generalitat, Ministerio de Cultura y Ayuntamiento de Barcelona- que integran el consorcio, representadas también en el patronato. El objetivo era discutir el cambio de línea y reconducir la postura de la entidad en cuyo nombre se había presentado el escrito judicial sin que antes hubiera sido aprobado por sus miembros.

El patronato, según las fuentes, no ha considerado inapropiado el escrito remitido por Busquets al juez, pero sí lo ha considerado incompleto y por ese motivo han optado por no ratificarlo. Se deja así que sea la nueva junta de gobierno que salga mañana de las elecciones al Orfeó Català la que tome la decisión de ratificar y ampliar, si lo considera adecuado, el escrito judicial pidiendo las imputaciones de los dirigentes de CDC.

De forma unánime, el patronato se ha reafirmado en su deseo de que "se depuren judicialmente todas las responsabilidades penales y civiles de todas las personas físicas o jurídicas implicadas en el expolio del Palau de la Música". También ha expresado su deseo "de una actuación rápida y eficaz" de la justicia que "permita la devolución del patrimonio defraudado".

Josep Maria Busquets aprovechó la reunión del patronato para tratar de que sus miembros aprobarán el balance económico de la pasada temporada, la 2009-2010. Los patronos, que han inspeccionado las cuentas, han decidido dejar la aprobación para una futura reunión, cuando ya haya una nueva junta de gobierno.

Esta tarde Busquets podría recibir un nuevo revés en la reunión extraordinaria de la junta interina del Orfeó Català que se ha visto obligado a convocar a petición de seis de sus 11 miembros. En la reunión, el Orfeó deberá posicionarse ante la decisión del presidente interino de desmarcarse judicialmente del consorcio y de la fiscalía en la petición de imputaciones.

En un comunicado remitido a los medios de comunicación la semana pasada, Busquets cargó contra las administraciones por querer imputar a los dos dirigentes de CDC y calificó la decisión del consorcio de "política". Busquets aseguró entonces que la decisión de no pedir nuevas imputaciones fue adoptada tras tener la aprobación de las mayoría de los miembros de la junta del Orfeó y de los patronos de la fundación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de noviembre de 2010