La UE despliega entre Grecia y Turquía una patrulla fronteriza

La Frontex emprende su primera misión de emergencia

Casi 200 especialistas de la Agencia Europea de Fronteras (Frontex) han comenzado a desplegarse esta semana en el lado griego de la frontera con Turquía en un intento de neutralizar los flujos de inmigración clandestina que en las últimas semanas han conseguido introducir ilegalmente en la UE a unas 300 personas diarias. Se trata de la primera intervención de emergencia de la Frontex. España aporta dos policías y dos guardias civiles.

Controlado el flujo clandestino por otras áreas de la frontera sur de la UE, como el Estrecho -donde Frontex opera desde hace tiempo-, las mafias del tráfico de personas han centrado su negocio en el extremo suroriental del continente, donde en el primer semestre han sido interceptadas más de 30.000 de las 41.000 personas que intentaron entrar en la UE subrepticiamente, según Frontex.

Más información
Un foso medieval para la última frontera de Europa

Los 175 agentes aportados por la UE y otros participantes en el espacio Schengen realizarán controles terrestres entre las localidades de Orestiada y Alexandrópulis y reforzarán el puesto fronterizo de Kipi, según la Comisión Europea. Con el despliegue urgente se pretende crear un efecto de disuasión sobre las actividades de la delincuencia organizada.

A diferencia de otros operativos prolongados, Frontex tiene previsto mantener la misión en Grecia durante dos meses, prorrogables en función de las circunstancias. Su ayuda fue solicitada a finales de octubre por una Grecia desbordada por el asalto y la incapacidad de mantener en condiciones dignas a los retenidos a la espera de una concesión de asilo.

En vistas del caos y la degradación en Grecia, varios países Schengen (Austria, Noruega y Suecia) han decidido no devolver a tierras helenas a los indocumentados retenidos en sus países tras haber llegado a ellos por la puerta griega. Dejan así a un lado el acuerdo Dublín II, que permite a un Estado devolver a los inmigrantes clandestinos al país por el que entraron en la Unión.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS