Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU, por el diálogo con los talibanes

Estados Unidos y la OTAN están dispuestos a hacer todo lo necesario para favorecer las negociaciones entre el Gobierno afgano y los talibanes, pero la deferencia no llega hasta el extremo de suspender la campaña militar, como han reclamado algunos de los negociadores. "Lo mejor para facilitar la reconciliación es mantener la presión [militar] sobre los talibanes", dice el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen.

"La reconciliación debe ser parte de la solución para Afganistán. Haremos todo lo necesario" para favorecerla, declaró ayer en Bruselas el secretario de Defensa de EE UU, Robert Gates. Washington fue en el pasado renuente a tal iniciativa, pero ahora cree que existe una oportunidad que hay que aprovechar, aparentemente a partir de los avances militares realizados sobre el terreno.

"Quizá se está dando una impresión exagerada en la prensa" sobre la marcha de las llamadas conversaciones sobre conversaciones, abundó Hillary Clinton, la secretaria de Estado, pero, según ella, "el proceso de reintegración se está acelerando y hay muchos talibanes que están abandonando la lucha. Las condiciones para ellos son claras: renunciar a la violencia, renunciar a las armas, renunciar a Al Qaeda, abandonar la insurgencia y aceptar las leyes de Afganistán".

El Gobierno del presidente Hamid Karzai lleva la iniciativa, umbilicalmente unido a Washington, según Gates. "Le hemos pedido transparencia. Sabemos lo que hacen y ellos saben lo que nosotros hacemos. Tenemos acceso

para plantear asuntos", explica el jefe del Pentágono.

El propio Rasmussen insistió ayer en que la OTAN está dispuesta a favorecer las conversaciones. "Si lo podemos facilitar, ¿por qué no? Si podemos ayudar en lo práctico lo haremos".

Hasta cierto punto. "Debemos continuar las operaciones militares. Lo mejor para facilitar las negociaciones es mantener la presión sobre los talibanes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2010