Fomento da a los controladores un año para la licencia europea

AENA contrata a tiempo parcial a los nuevos profesionales

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), dependiente de Fomento, dará un año a los controladores españoles para canjear su licencia actual por la europea, que les permitirá trabajar en cualquier país europeo, según una resolución que publicará el BOE en los próximos días. AESA tenía un año de plazo (que finaliza el próximo domingo) para determinar el procedimiento para realizar esos trámites, en virtud de lo dispuesto en el real decreto que traspuso la directiva europea (con año y medio de retraso).

Al acercarse la fecha señalada, los controladores han dudado de la legalidad de seguir trabajando solo con la licencia española, pero la directora de AESA, Isabel Maestre, explica que a partir de la publicación de la resolución (que firmó el 4 de octubre), los controladores disponen de un año para tramitar la licencia europea. En Reino Unido el plazo finalizó en agosto.

El cabildo de El Hierro logra que siga el control para vuelos comerciales
Más información
Fomento licita el primer proyecto público-privado de infraestructuras

Maestre admite que tal como está redactado el real decreto se podía inducir a confusión, y recuerda que será "cada profesional el responsable de tramitar el canje de sus habilitaciones" para operar.

Pero hay otro plazo más perentorio para los controladores y que está provocando más de un quebradero de cabeza: la obligación de demostrar su nivel de inglés antes del 5 de marzo (también rige para los pilotos). A partir de ese día, quienes no tengan certificada (en España pueden hacerlo en Senasa y desde la semana pasada también en Gestair) la competencia lingüística no podrán ejercer su profesión. De momento menos de un 1% de los controladores se ha presentado a los exámenes a los que les ha citado AESA.

Tampoco acudió ayer USCA a la reunión de negociación de convenio, tras romper la semana pasada por los "incumplimientos de AENA", entre otros, la contratación de los 47 nuevos controladores que terminaron en julio su formación en la también empresa pública Senasa. El ministro de Fomento, José Blanco, había atribuido el miércoles esa ruptura a una "estrategia de negociación".

Ayer siete de esos nuevos controladores se incorporaron con contratos en prácticas en Sevilla, Jerez, Granada y Almería, y cuando obtengan su habilitación en cada torre pasarán a tener un contrato indefinido pero a tiempo parcial, según explica la portavoz de AENA, que no aclara de cuánto tiempo. Dependerá, afirma, de las necesidades de cada aeropuerto.

En el de la isla de El Hierro finalmente se seguirá prestando servicio de control y no solo información de vuelo de aeródromo (AFIS), tras las presiones del Cabildo insular. Los controladores darán servicio a los vuelos comerciales (de Binter, con 10 operaciones diarias) en el horario normal del aeropuerto, de 8.30 a 18.30. Como ese aeropuerto solo opera con luz solar, el servicio AFIS solo cubrirá los vuelos (principalmente médicos) en las pocas horas restantes entre el orto y el ocaso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS