La protesta contra el ATC se extiende desde Zarra

Poblaciones manchegas limítrofes se suman a las movilizaciones

Las poblaciones de la comarca del Valle de Cofrentes (Valencia) no son las únicas que se han levantado en contra de que Zarra acoja el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares. A pesar de que Ayora se ha convertido en la capital del rechazo ciudadano a la instalación del cementerio nuclear, la indignación popular llega a la comarca de La Manchuela, al otro lado de la linea de división autonómica.

Vecinos y concejales de localidades de la provincia de Albacete como Alpera, Almansa, Higueruela, Carcelén, Alatoz o Montealegre del Castillo no solo participan en actividades de la plataforma contraria a la instalación del silo en Zarra. También mantienen una activa oposición al ATC independientemente de su signo político. Alpera es el municipio manchego más cercano a Zarra. "No me gusta nada la posibilidad de que el cementerio acabe en Zarra", señalaba ayer su alcaldesa, Catalina Rubio, del PSOE, a este diario. "Hemos estado desde el principio en la plataforma, coordinados contra el ATC", indica. Montealegre del Castillo, a unos 50 kilómetros, es uno de los pueblos más alejados de la zona. "No estamos de acuerdo en que el almacén se instale en Zarra", comenta Sinfoniano Montes, alcalde del PP de este municipio de 2.350 habitantes. El mayor núcleo de población de la comarca es Almansa (25.000 habitantes). Al hospital de esta localidad acuden los pacientes de los pueblos valencianos del Valle de Cofrentes. "Si se toma la decisión de elegir a Zarra, si pasara algo tendríamos todos los inconvenientes del ATC y ninguna de las ventajas económicas", apunta Antonio López, su alcalde.

Centenares de manifestantes cortan el tráfico en Ayora (Valencia)

Más información

Todos ellos coinciden en rechazar la instalación del almacén, pero difieren a la hora de repartir culpas. Para Catalina Rubio, la alcaldesa socialista de Alpera, la responsabilidad de que el ATC pueda acabar en Zarra es exclusiva del presidente valenciano, Francisco Camps, y "la pasividad de las Cortes Valencianas". El alcalde de Almansa considera que el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, podía haber hecho más en la defensa de las localidades manchegas próximas al Valle de Cofrentes. "Camps no ha dicho nada al respecto, pero Barreda podría haber hecho mucho más", apunta.

En la comarca del Valle de Cofrentes ayer continuaron las movilizaciones. Medio millar de personas se concentraron en Ayora, alguno de los cuales se encadenaron y bloquearon los accesos a la localidad. Entre los vehículos afectados por la protesta se encontraban autobuses de personal de la central de Cofrentes, que tuvieron que desviarse mientras los manifestantes lanzaban consignas contra el ATC.

La posible instalación del almacén en Zarra se coló ayer en el debate político nacional. La secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, evitó pronunciarse sobre la conveniencia de elegir o no a Zarra al reclamar que no se tomen en cuenta consideraciones "más allá de lo que dice la ley que se debe tener en cuenta". "Lo que dice el PP de Castilla-La Mancha, de Valencia y de España, es que la decisión se tome legalmente y al amparo de los informes técnicos".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, eludió confirmar si el Consejo de Ministros del viernes anunciará la ubicación definitiva del almacén. De la Vega señaló que la decisión se tomará teniendo en cuenta "el interés general, los aspectos técnicos, la viabilidad jurídica y el máximo consenso".

Protesta en las calles de Ayora contra la instalación del almacén nuclear en Zarra.
Protesta en las calles de Ayora contra la instalación del almacén nuclear en Zarra.CARLES FRANCESC

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de septiembre de 2010.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50