La OCDE pide a EE UU que suba impuestos para reducir la deuda

El crecimiento es insuficiente para contener el déficit

Las llamadas a que Estados Unidos ponga la casa en orden se suceden. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) urgió ayer a la Administración que preside Barack Obama que corrija el abultado desequilibrio fiscal, para así revertir el alza de la deuda que ve insostenible a largo plazo. Para ello sugiere, entre otras medidas, elevar los impuestos al consumo.

El llamamiento de la OCDE se produjo horas antes de que la Oficina Nacional de Estudio Económico marcara oficialmente en junio de 2009 el fin de la recesión en EE UU, tras 18 meses de contracción. Para este año y el que viene, la OCDE proyecta un crecimiento del 2,6%. Y al igual que la Reserva Federal, cree que el paro se mantendrá a niveles muy altos durante un largo periodo por encima del 9%.

Por eso considera que la estrategia monetaria seguida hasta ahora por el banco central es adecuada, y da la bienvenida además a la disposición de la Reserva Federal a activar estímulos adicionales si se tuerce el repunte. Su secretario general, Ángel Gurría, dijo en la presentación del informe de la OCDE en Nueva York "que, a pesar de la incertidumbre, no vemos un riesgo de recaída".

Pero ese ritmo de crecimiento será insuficiente para reducir el paro y el desequilibrio fiscal. El objetivo de la Casa Blanca es reducir a una tercera parte el déficit, hasta el 3% del PIB en 2015. La OCDE considera ese objetivo ambicioso y loable. Buena parte de ese recorte del déficit, señala, se producirá por el fin de los estímulos y de las medidas de rescate.

Sin embargo, el informe advierte que no bastará. Tampoco el recorte del gasto en Defensa y otras partidas. Por eso sugiere un incremento de la recaudación por la vía del alza de impuestos. EE UU, recuerda la OCDE, cuenta con uno de los ratios impositivos más bajos de los países del área. Entre la variedad de opciones, el organismo cita elevar los impuestos al consumo, adoptando una especie de IVA como en Canadá y Europa.

En este punto, plantea que se reduzcan o eliminen medidas fiscales que son "ineficientes" o "causan distorsiones", como deducciones en los intereses de las hipotecas.

La OCDE precisa que cualquier incremento de la presión fiscal debe hacerse "sin dañar el crecimiento". Si se avanza por esa vía, y se mejora la eficacia del gasto, se enviará una señal importante a los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de septiembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50