Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fábrica de Viladecavalls de Sony perderá 55 de los 1.066 trabajadores

Los nuevos propietarios de la fábrica de Sony en Viladecavalls (Vallès Occidental), Ficosa y Comsa Emte, prescindirán finalmente de 55 de los 1.066 trabajadores que ahora están empleados en la factoría. Las tres empresas pactaron ayer con los sindicatos este excedente e informaron del volumen de televisores que producirán para Sony, de 1,5 millones en dos años, según informaron fuentes sindicales. La reunión sirvió para que los trabajadores desconvocaran la huelga de 24 horas que debía empezar anoche.

Las tres empresas informaron, en un comunicado conjunto, que Ficosa y Comsa Emte mantendrán 965 trabajadores de la plantilla, de los cuales 834 estarán empleados en la empresa de producción de Ficosa y los 131 restantes en la que creará a medias con Comsa Emte y que se dedicará a I+D+i. Otros 46 se quedarán en Sony, sobre todo en su departamento de ingeniería.

De esta forma, el excedente será de 55 empleados que, según los sindicatos, dejarán la empresa de la forma "menos traumática posible" y para los que se proveerá un servicio de recolocación. Fuentes del comité de empresa aseguraron que primero se preguntará quién quiere dejar la empresa y precisaron que, en todo caso, las indemnizaciones serán de 45 días por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.Cuando Sony anunció su repliegue de Cataluña este mes y el traspaso de la fábrica a Ficosa y Comsa Emte informó de que seguiría encargando la fabricación de televisores al centro de Viladecavalls durante dos años. Sin embargo, no dijo cuántos. Los sindicatos exigieron conocer el volumen de producción para los próximos años y el plan industrial de la nueva propiedad para desconvocar la huelga.

Si ahora Sony fabrica 1,4 millones de televisores al año, la empresa nipona se comprometió a comprar un millón en 2011 y 500.000 en 2012. Paralelamente, Ficosa irá introduciendo nuevos productos. Entre ellos, hay un contrato con Cirsa para fabricar unas placas electrónicas para sus máquinas de juego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de septiembre de 2010