Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Diseño

Una apuesta por la ética de los muebles

El libro 'Trend Book 2011' reúne las opiniones de cinco 'popes' del diseño

"Un objeto ya no es solo un objeto, sino una verdadera declaración de intenciones. La búsqueda del equilibrio y la sinergia entre conocimientos arcaicos y alta tecnología no es solo una utopía romántica. Hay que volver a empezar desde los sentimientos y las sensaciones para crear productos capaces de mejorar nuestra calidad de vida". Lo afirman cinco popes del diseño internacional -la española Patricia Urquiola, la turca Defne Koz, el austriaco Harald Gründl, el suizo Martin Leuthold y el italiano Marco Velardi-, reunidos en la biblia de la decoración de interiores: el Trend Book 2011, publicado por el IMM Cologne, la feria del mueble de Colonia.

En 70 páginas, el volumen, que llega a su 7ª edición, anticipa las principales tendencias en mobiliario, iluminación, revestimientos y textiles para la casa, unos meses antes de que, en enero, el IMM Cologne abra la temporada ferial internacional. "Estamos rodeados de objetos inútiles. El nivel medio ha subido, pero el panorama presenta una homogeneidad descorazonadora y muy aburrida. Como diseñadores parece que somos los encargados de definir las tendencias, pero no hay que categorizar el futuro. Tenemos que estar atentos a las señales y añadir nuevas tecnologías y emociones positivas para tener visiones de futuro. No me interesa diseñar una lámpara, sino la luz que emana", asegura Defne Koz, la diseñadora turca afincada en Milán -que firmó la reforma del apartamento de Mies van der Rohe en Chicago-, y que ha sido anfitriona de la presentación del Trend Book 2011, llevada a cabo en Estambul, la capital europea de la cultura.

Defne Koz: "No me interesa diseñar una lámpara, sino la luz que emana"

"Algo es innovador si se relaciona con las necesidades de la gente", dice Urquiola

El libro se estructura alrededor de cuatro grandes tendencias, que representan otros tantos grupos de usuarios. La Austeridad emocional, que se caracteriza por la recuperación de los rituales, la búsqueda de la esencia y la capacidad de reunir elementos decorativos del pasado y el futuro. La Empatía sorprendente, basada en las naturalezas híbridas, el resurgir de los sentidos y la idea del diseño como investigación. El Reequilibrio, que aboga por el empleo de materiales locales y estacionales. Y Transformando perspectivas, donde se replantea el reto del diseño sostenible y se revelan la "eco estupidez" y las trampas que se ocultan tras los objetos y los materiales verdes.

"Hay muchas formas de considerar la innovación. A veces una nueva interpretación de algo viejo o el uso de un método de producción sencillo e inteligente resultan mucho más innovadores que un nuevo material o una sofisticada tecnología. La idea de lo que es innovador está cambiando. Para mí, es algo cada vez más relacionado con las necesidades de la gente y la forma en que utilizamos los objetos", afirma Patricia Urquiola.

Todos están de acuerdo en que ya no es tiempo de experimentos espectaculares y vacíos: la estética de los objetos debe ser el reflejo de su ética y de su significado. Nuevas funciones para viejas formas, materiales capaces de modificar las percepciones, técnicas híbridas y sostenibilidad son las principales consignas para el 2011. "Más que tendencias, son sensaciones", concluye Marco Velardi, editor de la revista Apartment.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de septiembre de 2010