Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de alumnos inmigrantes cae por segundo curso consecutivo

Los centros escolares empezarán este mes con 27.000 estudiantes más

El curso escolar no universitario, que empieza el próximo martes, comenzará con 27.325 alumnos más, y menos porcentaje de estudiantes extranjeros respecto del curso pasado. El porcentaje de alumnos extranjeros será del 13,3%, la segunda bajada consecutiva después de una década de aumentos continuos. El curso pasado, los extranjeros llegaron al 13,5% del total de estudiantes.

La crisis económica que causa salidas netas de inmigrantes está notándose en la escuela. Y es que ya dura tres años. Los alumnos inmigrantes alcanzaron el máximo hace tres y cuatro cursos, cuando fueron el 13,7%.

En Cataluña se escolarizarán este curso que viene 1.241.958 alumnos, lo que representa un incremento de 27.325 respecto al anterior. Destaca el aumento de estudiantes que prevén cursar estudios a distancia en el Institut Obert de Catalunya con más de 40.000 matrículas.

Crece también el número de alumnos que este curso se han matriculado en escuelas públicas. Dos de cada tres estudiantes asistirán a centros públicos, lo que equivale al 65% de la oferta frente al 35% del sector concertado y privado. La proporción de plazas públicas no ha dejado de crecer desde hace unos años. Hace apenas seis cursos los centros escolares públicos catalanes tenían el 60% de las plazas escolares y los privados el 35%.

En lo referente al profesorado, habrá 88.467 docentes. El número de plazas con dedicación completa en los centros públicos se sitúa este año en 67.054, 616 más que el curso anterior. Los centros privados y concertados contarán con una plantilla de 27.000 plazas docentes a cargo del Departamento de Educación.

En cuanto a las instalaciones, destaca la creación de 37 nuevos centros y 38 grandes ampliaciones y adecuaciones. También se prevé que este curso se pongan en funcionamiento 11 institutos-escuela. Estas instalaciones educativas permiten que los alumnos cursen la educación primaria y la ESO en un mismo centro.

Subvención de 30 euros

El curso que está a punto de empezar será el de la extensión de los ordenadores portátiles a casi 100.000 alumnos, la mayor parte estudiantes de secundaria. Las familias tendrán una subvención de 30 euros por estudiante para la compra de libros digitales. En muchos casos, esta aportación bastará y en otros la familia tendrá que complementarla. Todo dependerá de qué libros y otro material hayan elegido los centros, que son los que tienen la competencia para decidir el material. Los portátiles cuestan 300 euros y la Generalitat paga la mitad. Algunos centros se quejaron el curso pasado de problemas en las conexiones informáticas. La Generalitat dice que se han mejorado las instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de septiembre de 2010