Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La subida del IVA impulsa los precios en julio pese al inicio de las rebajas

La inflación alcanza el 1,9% por los servicios y la energía - Economía avisa de que tomará más medidas para contener el déficit si el crecimiento empeora

Los precios se han enfrentado en julio a dos corrientes contrapuestas: la subida del IVA y la llegada de las rebajas. Aunque la temporada de verano ha enmascarado en buena parte el impacto del nuevo impuesto, el avance interanual de los precios se ha acelerado al 1,9%, cuatro décimas más que el mes anterior. Se trata de la mayor tasa del índice de precios al consumo (IPC) desde noviembre de 2008 y aleja a la economía española, tradicionalmente inflacionista, de los descensos registrados en buena parte de 2009 y los primeros meses de este año.

La llegada de las rebajas convierte a julio en un mes con caídas de precios respecto a junio. También ha ocurrido esta vez, con una diferencia fundamental. La contención, de cuatro décimas, es la menor de todas las que se han registrado en este mes desde que el IPC incorpora el efecto de las rebajas. El año pasado, los bienes y servicios se abarataron de media un 0,9% en julio, lo que indica que el impuesto ha contrarrestado en buena medida las rebajas.

El IPC supera ya las mejoras salariales pactadas en convenios

El alza fiscal puede afectar más al consumidor en los próximos meses

El Ministerio de Economía destaca el impacto de la subida del IVA en estas cifras, publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), aunque sin cuantificar el efecto. "Es difícil saber cuándo las empresas deciden trasladar el incremento del impuesto al precio", señaló el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ante la posibilidad de que muchas empresas, que aún no han alterado precios pese a la mayor carga fiscal, decidan hacerlo en los próximos meses. En todo caso, advirtió, las subidas de este tributo nunca se trasladan totalmente al consumidor; solo un porcentaje entre el 45% y el 60%.

Sea por el IVA o por los indicios de mejora económica, Campa espera que el IPC mantenga estos valores "moderadamente positivos" a lo largo del año, con posibilidad de alzas mayores "a medida que la demanda vaya aumentando".

Entre los bienes y servicios que más han subido en el mes destacan los ligados a la industria turística -aúnan el doble impacto de temporada estival y repercusión del IVA- y los servicios, especialmente los de suministro energético. En el primer grupo, destacan los encarecimientos de los viajes organizados, los hoteles y los restaurantes. El alza, no obstante, ha resultado inferior a lo que preveían algunos analistas. El Instituto Flores de Lemus, de la Universidad Carlos III de Madrid, considera que la hostelería ha trasladado "solo en mínima parte el aumento del IVA a sus clientes", por lo que augura "otra leve subida de precios en agosto". Contrariamente a lo esperado, esta casa de análisis observa una mayor repercusión del IVA en los productos manufactureros.

En cuanto al otro gran foco inflacionista de julio, los productos energéticos, destaca el gas, un 7,2% más caro. En este caso convergen dos medidas: el encarecimiento del 6% de media aplicado desde el mes pasado y la repercusión del impuesto (del 16% al 18%). También ha ocurrido, en menor medida, con la electricidad que, como otros suministros, envía desde julio facturas con el 18% de IVA pese a que los consumos correspondan a meses anteriores.

El indicio más claro de que la vuelta a una relativa normalidad en la inflación será duradera se refleja en la subyacente, que elimina los elementos más volátiles (alimentos frescos y energía) y por tanto resulta más representativa. Aunque bajó respecto a junio, la evolución anual lo coloca ya en un 0,8%, el doble que en el mes anterior. Este indicador era el que más temores había desatado sobre la deflación, pues ha permanecido en niveles excepcionalmente bajos en el último año.

Campa descartó ese riesgo y reiteró que en 2010 no habrá ningún trimestre en el que la economía decrezca respecto al anterior, pese a que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, lo había insinuado al advertir contra datos peores en el segundo semestre. El INE publicará hoy el avance del PIB entre abril y junio, que probablemente confirmará el 0,2% adelantado por el Banco de España.

Para despejar dudas sobre el futuro de las cuentas públicas, el secretario de Estado enfatizó que el objetivo de déficit se cumplirá incluso si la economía va peor de lo esperado. Aunque haya que adoptar más medidas. "El 6% de déficit para 2011 es incondicional. Si el cuadro macro resulta más negativo, habrá que tomar medidas adicionales", advirtió.

Con el acercamiento del IPC al nivel máximo que marca el Banco Central Europeo (2%), regresan las tensiones salariales. Tras un periodo en el que los salarios pactados por convenio subían mientras los precios bajaban, las mejoras retributivas vuelven a quedar por debajo del IPC. Desde que arrancó el año, los salarios apenas han superado el 1% y en julio se han situado en el 1,29%, seis décimas inferiores a la inflación, según datos del Ministerio de Trabajo.

Tras conocer las cifras del INE, UGT reivindicó las cláusulas de garantía salarial en los convenios, "con el fin de que la moderación no se convierta en pérdida de poder adquisitivo" para los asalariados. Comisiones Obreras destacó la necesidad de controlar precios para incentivar el empleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 2010