Interior deberá retirar de Internet los datos de salud de tres 'mossos'

El Departamento de Interior ha vulnerado de forma "muy grave" la Ley de Protección de Datos. Como castigo, deberá retirar (en la medida de lo posible y en el plazo de un mes) los datos de salud de tres mossos d'esquadra que fueron publicados en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC). Así lo establece una resolución emitida por la Agencia Catalana de Protección de Datos tras la denuncia de los tres agentes, que habían visto vulnerado su derecho a la intimidad.

Entre abril y mayo de 2009, la Dirección General de Policía publicó en el DOGC la concesión de siete medallas de oro con distintivo rojo a sendos agentes de la policía autonómica que, como consecuencia de un accidente de trabajo, padecen incapacidad permanente y total. A tres de los policías no les gustó aquello y a través de la asociación AIL-MED, que trabaja por la integración laboral de los mossos con discapacidad, denunciaron el caso.

Protección de Datos califica de "muy grave" la infracción del departamento

Un año después, la agencia les ha dado la razón. Según la resolución firmada por su directora, Esther Mitjans, Interior publicó "datos de salud" (o sea, personales) de los agentes y lo hizo "sin su consentimiento previo y expreso". Interior asegura que no difundió ningún dato de salud, sino solo una "situación administrativa" de incapacidad, ya que no se informaba de ningún tipo de lesión de los mossos. La agencia rechaza ese argumento y añade que, al aparecer los datos sobre incapacidad en el título de las resoluciones del DOGC, son "fácilmente accesibles" para todos los ciudadanos. En el Diari Oficial se explicitaban, además, los nombres y apellidos de los agentes, el motivo de concesión de la medalla, la cantidad asignada y la fecha de la resolución de la Seguridad Social en la que se declaraba al agente en situación de incapacidad

Interior no recurrirá la sanción, pero sostiene que tiene razón porque la ley le obliga a publicar esos datos, ya que se trata de una subvención económica. Razona, además, que tuvo el "consentimiento tácito" de los policías.

En su informe, Protección de Datos tampoco atiende a esas razones, concluye que la infracción es "muy grave" y constata que el contenido íntegro "sigue siendo accesible a través de Internet". Por ello, requiere a la Dirección General de Policía para "adoptar las medidas que sean necesarias para limitar el acceso al contenido" del DOGC. Una tarea que, por cierto, no es fácil. Protección de Datos, que no tiene potestad sancionadora sobre la Administración, da un mes a Interior para cumplir ese cometido. El año pasado, el departamento cometió otra falta "muy grave", también por difundir datos de salud de un mosso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Jesús García Bueno

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS