La intervención del alcalde de Vic enrarece la elección de rector

Vila d'Abadal sopesa nombrar a Montaña, al que el claustro rechaza

La Universidad de Vic (UVic) está inmersa en el proceso de elección del nuevo rector, un trámite que está siendo de todo menos un proceso tranquilo. El claustro de la universidad ha rechazado por el 84% de los votos al candidato propuesto por el Patronato de la Fundación Universitaria de Balmes (FUB), que preside el alcalde de Vic, Josep Maria Vila d'Abadal. Se trata de Jordi Montaña, doctor en Ingeniería Industrial y catedrático de la Universidad Ramon Llull.

Ajeno a la UVic hasta hace escasos meses, Montaña ha pagado los platos rotos de un proceso que empezó con mal pie y con unas formas, las del presidente de la FUB, que han enervado a profesores, personal no docente y estudiantes. Después de la votación, ni Montaña, que no se quedó para conocer los resultados, ni Vila d'Abadal hicieron declaraciones.

El patronato tiene previsto reunirse mañana en plena crisis del rectorado
El 84% del claustro no quiere respaldar al hasta ahora candidato oficial

Más información

La paz en la UVic se truncó a principios de junio, a escasos cinco días de la apertura del plazo de presentación de candidaturas para ocupar el rectorado. Entonces se destapó que Vila d'Abadal había retirado la confianza a la actual rectora, Assumpta Fragas, así como su intención de postular a Jordi Montaña como candidato. La noticia dejó un sentimiento de marginación entre la comunidad universitaria. La idea de un candidato impuesto y externo al centro llego acompañada de rumores de privatización.

Vila d'Abadal intentó aplacar los ánimos en una reunión multitudinaria. Negó que las intenciones fueran privatizar la UVic y aseguró que no solo defendería el contrato programa de la universidad con la Generalitat, sino que trabajaría para que este se incorporara a los presupuestos ordinarios del Gobierno catalán. También se comprometió a respetar la opinión del claustro sobre el nuevo rector a pesar de que su decisión no es vinculante. Pese a los puentes tendidos, la comunidad universitaria empezó a trabajar a contracorriente en un programa propio y presentó cuatro posibles candidatos internos. El patronato de la FUB acabó decantando la balanza por el candidato oficialista.

Durante la última semana Montaña ha trabajado en balde para conseguir apoyos de la comunidad universitaria y sumar personal interno a su equipo. Sus propuestas no difieren demasiado de las de sus contrincantes; pero por presiones internas, según denunció el alcalde de Vic durante el último pleno municipal, pocos son los que se han atrevido a hacer explícito este respaldo. Lo que en medios universitarios se considera una intromisión excesiva de Vila d'Abadal pesó más que las palabras de Montaña y al final el claustro se pronunció con un rotundo no. Tan solo un 10% de los votos le fue favorable, 25 de un total de 287.

Mañana, martes y 13, es la fecha elegida para el próximo paso. El patronato tiene que decidir si, a pesar de todo, designa a Montaña o abre una nueva convocatoria de elecciones, como pide la comunidad universitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de julio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50