Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abengoa construirá una enorme planta solar en EE UU

Barack Obama introdujo ayer al público estadounidense a Abengoa. Y lo hizo en el mensaje semanal radiado a la nación, durante el que anunció que la multinacional sevillana se beneficiará de un préstamo garantizado valorado en 1.450 millones de dólares (1.154 millones de euros) para construir una planta termosolar en Arizona. Ese apoyo financiero es vital para el lanzamiento de proyectos de esta envergadura.

El complejo, conocido como Solana, tendrá capacidad para dar electricidad a 70.000 hogares. Será una de las mayores plantas de este tipo en el mundo, de 250 megavatios, que necesitará de 1.600 empleados para su construcción y generará 85 puestos de trabajo permanentes, lo que el presidente de EE UU denomina como "empleos verdes".

La fuga de BP acelera los planes de 'energía verde' de Obama

El contrato del Departamento de Energía se anuncia un día después de publicarse el pobre dato de empleo en junio, y de que varios indicadores económicos confirmaran que el "verano del repunte" no llega con la intensidad deseada. La esperanza de Obama es que proyectos como este en el sector de las energías "limpias" ayuden a apuntalar el crecimiento.

El proyecto se enmarca en un plan más ambicioso del presidente para reducir la dependencia energética estadounidense de los combustibles fósiles, una prioridad que se marcó Obama para llegar a la Casa Blanca y que ahora se hace aún más urgente a raíz del masivo vertido de BP en el golfo de México.

Solana evitará además la emisión de 475.000 toneladas de dióxido de carbono al año. Será la primera planta de este tipo en EE UU. Y al poder almacenar energía térmica durante seis horas, le permitirá hacer frente a los picos de demanda de electricidad en esa región desértica de EE UU durante los meses de verano.

"Vamos a competir con agresividad para asegurarnos de que los empleos y las industrias del futuro echan raíces aquí, en EE UU", dijo Obama.

Abengoa Solar ya firmó a finales de 2009 un contrato para la compraventa de energía en California, generada por una planta termosolar en el desierto de Mojave.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de julio de 2010