Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cáncer se convierte en la primera causa de muerte en la región

El descenso de las enfermedades circulatorias sitúa por encima a los tumores

Los tumores se han convertido en la primera causa de muerte en la región. Por primera vez, los fallecimientos debidos al cáncer superan a los provocados por enfermedades del sistema circulatorio, según destaca el Informe del Estado de Salud de la Población correspondiente a 2009, aunque los datos de mortalidad son de 2006. El vuelco no se debe a un aumento de las muertes por cáncer, destaca el informe, sino al "persistente descenso" de la mortalidad por enfermedades circulatorias que se viene constatando en los últimos años.

En España, según los últimos datos disponibles, el cáncer sigue siendo la segunda causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares. Un estudio del Instituto de Información Sanitaria (dependiente del Ministerio de Sanidad), también con datos de 2006, recoge que las defunciones por esta causa representaron el 26,5% del total de las muertes (31,6% en hombres y 20,8% en mujeres). En Madrid, las muertes por cáncer supusieron el 29,5% del total.

El tumor que mata a más hombres es el de tráquea, bronquios y pulmón

La afección de mama es la que se lleva más vidas de mujeres madrileñas

La tuberculosis baja pero "sigue siendo un problema de salud pública"

Los tumores ya eran la primera causa de muerte en la población masculina de la región desde años atrás. Actualmente, uno de cada tres varones (34,9%) fallece a causa de un cáncer. En cambio, entre las mujeres la primera causa sigue siendo las enfermedades del sistema circulatorio. También una de cada tres (32,8%) fallece por este motivo. Sin embargo, si se toma como referencia la tasa estandarizada (muertes por 100.000 habitantes), los tumores se convierten también en la primera causa de muerte entre las mujeres (103,3 frente a 101).

El cáncer de tráquea, bronquios y pulmón es el tumor que causa mayor mortalidad en los hombres, aunque "se observa una tendencia descendente en la última década", señala el informe. El 27,6% de los fallecimientos por cáncer se deben al de pulmón, y se localizan en los distritos de Vallecas, Centro, Usera y San Blas, además de Parla. Por orden, el resto de tumores que matan a más madrileños son el de colon y recto (11,9%), el de próstata (7,3%), vejiga (6,2%) y el de estómago (5,6%). En el caso de las mujeres, el tumor que causa más mortalidad es el de mama, con el 15,3% del total. El estudio destaca que se observa "exceso de mortalidad" en zonas de Centro, Salamanca, Retiro, Chamberí y Tetuán. Le siguen el de colon y recto (14,1%), tráquea, bronquios y pulmón (8,3%), páncreas (6,3%) y estómago (5,1%).

En la Comunidad de Madrid, cuatro de cada cinco muertes (80,9% del total) corresponden a personas de 65 años o más. Esta proporción es mayor en las mujeres (87,9%), que gozan de una menor mortalidad prematura y un mayor nivel de supervivencia que los hombres. De hecho, el informe constata que la esperanza de vida ha aumentado ligeramente en la región. Los madrileños viven 78,87 años (dato de 2006; en 2005 era 78,45) y las madrileñas, 85,45 años (84,98 en 2005).

3El informe destaca que la mortalidad por enfermedades infecciosas "presenta una evolución estable desde el año 2000" y que es similar a la de España en el caso de los hombres, e incluso inferior en el de las mujeres. Sin embargo, el trabajo alerta sobre algunas infecciones, como la del VIH/sida. Pese a que disminuyen tanto la incidencia de casos de sida como de la mortalidad asociada al VIH, los autores del informe destacaron durante su presentación a los profesionales sanitarios, el viernes pasado, que casi la mitad de los casos de sida se diagnostican tarde. El informe considera que un diagnóstico es tardío cuando pasan menos de 12 meses entre el del VIH y el del sida. El 44,1% de los casos de sida (entre 2002 y 2007) se detectaron tarde.

El porcentaje es especialmente llamativo en el caso de los heterosexuales, ya que siete de cada diez (71,7%) casos de sida se diagnosticaron tarde. "Hay que considerar", asegura el informe en su introducción, "que es necesario conseguir un diagnóstico precoz de la infección por VIH cuando se tienen o se han tenido conductas sexuales que impliquen un riesgo de transmisión del VIH". El estudio ofrece datos sobre los casos diagnosticados en 2007: el 77,4% eran hombres y el 73,9% tenían entre 30 y 49 años. Se detectó también un caso de sida pediátrico por transfusión sanguínea ocurrida fuera de España.

El informe hace un recuento de los casos de sida. Desde 1982 hasta el 31 de diciembre de 2007 se habían notificado 18.232 casos en personas residentes en la Comunidad de Madrid en el momento de su diagnóstico. De ellas, el 60,4% ha fallecido. Los casos de sida se concentran principalmente en el municipio de Madrid y, en concreto, en Centro, Vallecas, Usera, Carabanchel, Villaverde y San Blas (tanto en hombres como en mujeres), en Tetuán (hombres) y en Arganzuela (mujeres), según el informe, que se basa en datos del Atlas de mortalidad que estudia los fallecimientos entre 1996 y 2003. Fuera de la capital destaca por mayor mortalidad Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz en las mujeres.

Las otras infecciones sobre las que alerta el informe son las de transmisión sexual: la infección gonocócica (gonorrea) y la sífilis. El gráfico de la evolución entre 1998 y 2007 muestra cómo la tendencia se mantiene estable hasta el año 2002, cuando empieza a subir y ya no para hasta doblar las tasas en 2007. El propio informe incluye un tirón de orejas a la Consejería de Sanidad. "Las enfermedades de transmisión sexual muestran una tendencia ascendente en los últimos años", recuerda. "Por lo que es necesario revisar los programas de prevención que se están llevando a cabo."

Sanidad ha recortado recientemente varias subvenciones a proyectos de salud pública. Los 266.000 euros presupuestados en 2009 para proyectos de prevención del VIH de ONG no se repartieron; tampoco los 148.000 destinados, entre otras cosas, a proyectos de atención en sexualidad a adolescentes y jóvenes de colectivos vulnerables. El año pasado se clausuró también la línea 900 de información sexual a jóvenes.

En 2007 se detectaron 162 casos de gonorrea, lo que supone una tasa por 100.000 habitantes de 2,7. En España, con 1.698 la tasa es superior, de 3,8. Sin embargo, en el caso de la sífilis, los casos de Madrid superan a los del resto de España. En el mismo año se detectaron 284 casos, lo que equivale a una tasa de 4,7, cuando en España es de 4,4.

La tuberculosis "continúa siendo un problema de salud pública" destaca el informe, pese a que su incidencia ha disminuido un 44% desde 1997. Entre las enfermedades prevenibles por inmunización, el informe también menciona la parotiditis (paperas), cuya tasa de incidencia prácticamente se dobló con respecto a 2006 (año en el que ya había aumentado) y cuya tasa superó a la del resto de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de junio de 2010